Castle Logix, un juego de lógica y habilidad para las y los más pequeños

¿Conocéis Castle Logix de Smart Games? Hoy os traigo este juego de mesa para las y los más pequeños que les ayudará a centrar su atención por unos minutos y a desarrollar la lógica y con ello, su capacidad de pensamiento.

Sé que estas Navidades, el furor ha sido Camelot Junior, con el que tiene muchas semejanzas el juego que os muestro. La verdad es que nosotros heredamos Castle Logix de un primo y tratamos de jugar con él antes de tiempo, como tantas y tantas veces, con poco éxito, la verdad. Hay cosas que llegan a su tiempo por mucho que una le ponga interés. Al final, llegado el momento, salen solas sin que tú hagas mucho o ningún esfuerzo. El otro juego, que os decía, Camelot Junior, trata sobre unos enamorados, princesa y príncipe, que viven en torres separadas y trazan puentes para poder estar juntos. Teniendo en cuenta que es un juego para niños y niñas, a partir de los cuatro años, me parece poco adecuada la disculpa que han buscado para propiciar un juego de lógica que puede estar al margen de historietas de amoríos y romances en edades tan tempranas. La verdad es que la idea de los dos juegos es la misma, pero la trama que se ofrece para motivar la historia y el juego es diferente.

Castle Logix, el que nosotros tenemos, se vende con el eslogan: “¡Vamos a construir castillos!” y se presenta con las siguientes palabras tomadas de su web: “Construye castillos bloque a bloque y torre a torre, mientras desarrollas tus capacidades mentales con esta fantástica construcción de madera 3D. El reto es encajar las piezas de madera y las torres para construir uno de los castillos que se muestran en la ficha. Con retos simples para los primeros constructores y retos más difíciles para futuros arquitectos, Castle Logix es un juego diseñado para aumentar la capacidad lógica y desarrollar sus habilidades espaciales”. 

Y en eso consiste, hay un libro con retos organizados por niveles, desde inicial hasta experto. Detrás de cada página está la solución al reto propuesto.

Cómo veis en las fotos, las piezas son de madera y tiene una estética bastante agradable para mi gusto. Los materiales son muy manejables y permiten trabajar no solo la colocación, con lo que tiene esto que ver con lo perceptivo y la orientación espacial, sino también el equilibrio, los encajes… En las fotos os presento el reto 1 y el 4 del primer nivel, principiantes y otras imágenes con todas las piezas que contiene el juego, cuatro bloques de madera y tres tubos con tejado.

Hay una nota para las familias en las instrucciones que me he encantado y que no había leído las primeras veces que traté de jugar a esto con mi hija. Se pide a padres y madres que no jueguen por el niño o la niña, que no resuelvan ellos y ellas los retos, de nada sirve. Está claro que podemos ir haciendo tareas pensadas para niños y niñas de 4 a 9 años, al menos en los primeros niveles, luego ya depende de la pericia de cada uno y una, pero la idea es que las y los más pequeños desarrollen capacidades que no tienen o que aún están por perfeccionar. Recordad esto para cualquier juego, os dejo más información aquí. Recomienda que si es muy complicado para ellos y ellas, les hagamos preguntas, del tipo: ¿dónde crees que se podría poner la torre? O que dejemos que monten alguno de los castillos viendo las soluciones para que entiendan qué es lo que se les pide.

Heredamos este juego cuando Pequeñita tenía tres años recién cumplidos y le faltaba el libro de los retos. A través de los grupos de madres, contacté con una que lo tenía y me envió fotos del primer nivel, que imprimí y mostré a Pequeñita para que tratara de componer el puzzle. La sensación que tuve, fue de que era muy difícil para ella y se frustraba. Así que lo intentamos en algunos momentos más sin mucho éxito. Mientras, traté de lograr el manual. Escribí a Smart Games, pero no tuve respuesta, escribí a la distribuidora del juego en España y tres cuartas partes de lo mismo. Al final, las trabajadoras de Dideco en la Calle Nogales, que fueron encantadoras en todo momento, nos localizaron un manual y nos lo regalaron, es el que veis en las fotos. Supongo que muchas conoceréis esta cadena, si aún no habéis pasado por alguna de sus tiendas, os diré que es muy recomendable, ideal para buscar juguetes y juegos educativos. Si eres docente o psicóloga, te hacen un carnet con unos descuentos muy interesantes.

Con cuatro años, manual en mano y este juego estupendo por delante, mi hija se puso a montar los primeros retos ella sola. Cuando se cansó o se atascó porque la dificultad iba en aumento, le dí la opción de hacer alguno más viendo las soluciones. Ahora sí que es el momento. Habrá niños y niñas que podrán hacerlo antes, claro que sí, pero pienso que no mucho antes de los cuatro años, aunque siempre se puede probar y si no es el momento, hacerlo en ocasiones posteriores.

¿Os animáis a jugar al Castle Logix? Si tenéis este o el Camelot Junior, podríais contarnos vuestra experiencia. Me encantaría saber qué pensáis sobre la ambientación de los enamorados, ¿creéis que es apropiado, negativo o da igual? Me encantará leeros. Si crees que a alguien le puede ser de utilidad este post, ya sabes, compártelo.

Os dejo el enlace a las dos versiones, Castle Logix y Camelot Junior. Si vais a comprar alguno de estos juegos online, te recuerdo que si lo haces a través de estos enlaces, a ti no te costará nada y La mamá de Pequeñita recibirá una pequeñísima comisión que ayuda a mantener vivo este proyecto. Muchas gracias.

889 Total visitas 3 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *