Reflexiones tras casi seis años de maternidad

Tras estos seis años de maternidad y digo seis porque aunque Pequeñita no los tiene aún, mi embarazo también forma parte de mi maternidad, en realidad, esto se gestó mucho antes de quedarme embarazada, ¿qué os voy a contar? Como decía, tras estos seis años, he bajado mucho el listón de mis exigencias, he seguido Continue reading


Película respetuosa 8: Mi vecino Totoro

Esta fue la primera película de Estudios Ghibli que vimos en casa. Creo que es por la que empezamos muchas familias que llegamos a estas películas tras la maternidad y la paternidad. Por algún motivo que desconocía, no la reseñé inmediatamente e incluso reseñé antes Ponyo en el acantilado, pese a que esta última, la vimos Continue reading


“Claves para criar desde el apego seguro”, mi nuevo curso de Escuela Bitácoras está listo

En el mundo de la crianza y la educación escuchamos muy habitualmente el concepto “crianza con apego” para referirse a la “crianza con apego seguro” como aquella que es capaz de generar en el niño o la niña vínculos seguros con sus personas de referencia. Esto es así porque está demostrado que esas relaciones seguras Continue reading


El libro de la oscuridad, volumen I. La bella salvaje

Hoy os traigo un libro “de mayores”, como dirían las y los más pequeños. Sabéis que colaboro con Boolino y me mandan en ocasiones libros para reseñar. Normalmente elijo álbumes ilustrados porque encajan más con la edad de mi hija, al final es inevitable comentar temas que están más presentes en nuestro día a día. Continue reading


Nuevo curso Escuela Bitácoras y nuevo taller: Criando desde el apego seguro

Hace algo más de un mes, grabé mi segundo curso de la Escuela Bitácoras, como siempre fue una experiencia muy agradable, intensa porque son muchas horas y hay que hacerlo muy bien pero muy gratificante porque el equipo de la escuela es estupendo. Tanto la persona que se encarga del estilismo, Tania Vicenti, que es Continue reading


¡Feliz día a todos los papás implicados en la crianza!

Conozco padres que comparten la crianza al 50% con sus parejas. Otros que se encargan del 75%, renunciando incluso a sus trabajos. Conozco papas que trabajan mucho y cuando llegan a casa, hacen lo posible por dar tiempos de calidad a sus familias para que el día o la semana (si viajan mucho) tenga sentido. Continue reading