Consejos para viajar en avión con un bebé durante muchas horas, por Ramón Llorca.

Este verano está siendo muy intenso, para bien. No nos cunde el tiempo porque estamos haciendo muchas cosas. Por eso no he podido aún contaros las miles de cosas que tengo pendientes.

Hace unos días se pusieron en contacto conmigo para publicar este post en mi blog y pensé que mientras tengo tiempo de terminar de escribir todo lo que tengo a medias, era una forma de haceros llegar información. Mi consejo es que aunque llevéis la tablet para emergencias, intentéis hacer antes otro tipo de cosas, como las que os contaba aquí y las muchas que tengo pendiente contaros.

Os dejo con el post de Ramón Llorca. ¡Seguid disfrutando del verano!

Consejos para viajar en avión con un bebé durante muchas horas

baby-69770_1280 (1)Verano, pleno mes de agosto, vacaciones, viajes y bebés. Algunas madres y padres piensan que éstas dos últimas son un tanto incompatibles, y sobre todo cuando los viajes son de larga duración, en avión, en tren o cualquier otro medio de transporte en el que las paradas y los descansos son imposibles y los pequeños se pueden desesperar.

Paro todos aquellos papás y mamás que tengan miedo a preparar su viaje en avión con su bebé, en este artículo os mostramos algunos consejos para llevar el vuelo con el pequeño o pequeña de la mejor de las maneras. ¡Bon voyage!

Los bebés se entretienen con cualquier cosa, bien sea un juguete, una llaves, un sonajero, un mordedor, etc. Todos tienen el suyo preferido, y quizás con éste se pueden distraer un buen rato durante el viaje. Pero eso sí, siempre en compañía de sus padres para que se sientan mejor y puedan recuperar el juguete en caso de que se les caiga.

A ser posible, es preferible coger un vuelo con bebés o niños a primeras horas de la mañana o por la noche, cuando éstos normalmente duermen y descansan. Es una de las maneras más eficaces para que el viaje sea más liviano tanto para padres, como para hijos, ya que la mayor parte de éste se lo pueden pasar durmiendo.

Si no queda más remedio que tomar el vuelo cuando el bebé está despierto, de vez en cuando se pueden dar paseos por los pasillos del avión e ir al baño para que el pequeño estire un poco las piernas.

Es importante tener a mano algún analgésico por si el bebé se encuentra mal, debido a la presión de los aviones. Los médicos recomiendan amamantar a los pequeños durante el despegue y el aterrizaje para disminuir los niveles de presión y tensión, sobre todo en oídos.

Las muchas horas de vuelo a veces no son buenas para el bebé, por eso estar pendiente de ellos, jugar y relacionarse es muy importante durante el viaje. Cargar con una tablet, un libro interactivo o un portátil para reproducir juegos animados pueden ser buenas ideas para hacer el viaje más llevadero.

¿A que no es tan difícil? No esperes más y prepara tu viaje en familia ayudándote, por ejemplo, de algún buscador, como el que ofrece vuelos baratos en Expedia, entre otras alternativas, y disfruta de unas vacaciones increíbles junto a tu bebé que seguro que no podrás olvidar.

Ramón Llorca

1937 Total visitas 2 Visitas hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *