Dentífrico y cepillado infantil, últimas novedades en odontología.

dentífrico para niños pasta dental infantilHace unas semanas, Esther Gil, una dentista como la copa de un pino que tenemos la suerte de tener en el grupo de Mamis del Ensanche, nos envió este enlace con las últimas novedades sobre odontología para bebés. A Esther os la recomiendo para las y los más pequeños, por la capacidad que tiene de conectar con los peques, por su delicadeza y porque es buenísima, ha conseguido que Pequeñita le enseñe los dientes en más de una ocasión y eso a mi me parece un triunfo absoluto. En el grupo de Mamis siempre está resolviendo dudas y soluciona problemas de mamás que vienen de otros dentistas sin solución. También os la recomiendo para vosotros y vosotras aunque está muy especializada y no hace todo tipo de intervenciones.

Novedades en odontología para bebes

La historia es que a finales de junio tuvo lugar en Madrid el segundo curso de Odontología para Bebés, organizado entre el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid, y la Sociedad Española de Odontopediatría. Del post del enlace que os adjunto quiero resaltar algunos aspectos relacionados con la lactancia materna y el uso de chupete:

  1. Le dieron mucha importancia a la lactancia materna y sus implicaciones en el desarrollo bucodental, lo cual es de agradecer tal y como está el panorama.
  2. Dar de mamar 6 meses como  mínimo disminuye la prevalencia de ciertas maloclusiones.
  3. La lactancia materna protege contra los hábitos de succión no nutritiva (dedo, chupete…) los cuales son los responsables de muchas maloclusiones.
  4. El uso de biberón más allá del año de edad aumenta la mordida cruzada posterior, y el chupete aumentan el resalte y la sobremordida.
  5. El uso de chupete menos de 6 horas al día parece no tener efecto sobre las maloclusiones.
  6. En cuanto al chupete, se considera mejor el que sea flexible, higiénico (mejor de silicona), de cuello fino, que NO tenga forma de cereza, y hay que limitar el tiempo de uso. No ponerlo a libre disposición del niño, no prenderlo a la ropa con una cadena. Utilizarlo como lo que es, un “pacificador” (ese es su nombre en inglés, “pacifier“).

Pero el motivo por el que comparto esto ahora, que coincide con el motivo por el que la autora del blog Evidientemente (que también os recomiendo y que yo había consultado antes de que enviara Esther este enlace y que me parece muy muy interesante y muy bien documentado) escribe el post y por el que Esther Gil lo compartió con nosotras, es el siguiente (copio textualmente):

“HAY QUE UTILIZAR DENTÍFRICO FLUORADO CON 1000 ppm DESDE LA ERUPCIÓN DEL PRIMER DIENTE”.

La mayoría de las personas que nos preocupamos de estos temas, hemos escuchado que la fluorosis (exceso de fluor) es algo terrible aunque a la mayoría nos daban pastillitas de fluor en el colegio cuando éramos pequeños, por lo menos a mis compis de clase y a mí nos daban, unas que hacían que se te pusiera la boca rosa, ¿lo recordais? No sé en qué momento se dejó de hacer aquello? Además a las personas que vivimos en Madrid siempre nos comentan que el agua de la ciudad tiene fluor y que con eso si se bebe agua del grifo las y los más pequeños van sobrados. Al parecer es bastante más peligrosa la caries que la fluorosis, al menos genera más problemas en las personas a fecha de hoy. Pero la ciencia avanza y de sabios es rectificar hasta que nos digan lo contrario.

Por todos estos motivos, hasta hace un par de semanas y porque era lo que se aconsejaba antes de las últimas investigaciones, usábamos un dentífrico de la marca Weleda, sin fluor. Primero no usábamos pasta pero enseguida ella quiso usar una “como los mayores” y como no sabía enjuagarse, queríamos usar una que pudiera comerse, así que aquella que encima estaba hecha con productos naturales era perfecta.

Otra de las cosas que se comentó en el Congreso era que las familias no saben como cepillar los dientes a sus hijas e hijos y esto hace que ellos no aprendan a hacerlo correctamente, una de esas cadenas que va pasando de padres y madres a hijos e hijas y que hay que romper. Uno de los consejos que daban era que en la consulta, las y los profesionales explicaran a las familias como hacerlo y estas probaran bajo supervisión. Además en el post podéis ver toda una serie de consejos, son bastante curiosos, os daréis cuenta de que nos cepillamos fatal, aunque las recomendaciones que dan son complicadas de seguir, podéis verlas aquí.

Otra cosa que me parece interesante compartir y que Esther nos comentó era que la cantidad de dentífrico que solemos usar es abusiva, está mediatizada por anuncios publicitarios, como ese de Colgate de toda la vida donde se ve como hacen un churrete de pasta desde el principio del cepillo hasta el final, el logotipo de Colgate tiene ese dibujo que queda grabado en nuestro inconsciente. Igual que el enjuague inmenso de los anuncios, esa imagen que es como una radiografía donde vemos hacer unas gárgaras tremendas que arrastran toda suciedad de la boca. Aunque lamentablemente se llevan también toda la pasta y resulta que es bueno que quede algo de ella porque funciona de manera tópica.

image

Yo he leído por ahí que para un niño o niña basta con una cantidad del tamaño de un grano de arroz y para adultos no he leído pero yo estoy usando como un garbanzo grandecito y que le den a los fabricantes de dentífrico, usar más no sirve de nada, se queda en el lavabo, en el cepillo y en el enjuagado final, aún no he conseguido “escupir no enjuagar” como recomiendan las y los dentistas, incluida la nuestra.

Buscando nuestra pasta dentífrica

Yo ya había leído antes que la pasta que tenían que usar los niños era de 1000 ppm de flúor, pero se recomendaba usar más tarde, no desde la erupción del primer diente. Anticipándome a los acontecimientos, llevaba meses mirando etiquetas del pasta dental infantil, horrorizada por los ingredientes, los sabores innecesarios a fresa y otras guarrerías, la publicidad horrible de Bob Esponja y otros personajes que me chirrían. Me disgustó mucho lo que me contaron en las jornadas de puertas abiertas en un cole, donde me dijeron que obligaban a los niños y las niñas a cepillarse (esto era terrible pero no era lo peor, yo soy inflexible con el cepillado de dientes de mi hija, pero tanto como obligarla… he convertido el cepillado en una rutina, algo agradable, algo no negociable y ya está). Cada uno llevaba su cepillo (lógicamente) y tenían que llevar una pasta que se guardaba en un almacén porque eso sí se compartía, usaban un tubo y cuando se acababa otro y así… El único requisito era que fuera de marca conocida. ¿Y la cantidad de fluor? ¿Y la cantidad de ingredientes innecesarios y terribles? Eso daba igual, en nuestra sociedad se da por supuesto que si es de marca es bueno para los niños y las niñas, MENTIRA, como muestra os dejo este post sobre productos tóxicos en la toallitas para bebés o este otro sobre protección solar, me río yo de las marcas conocidas y la calidad para las y los más pequeños.

Tras leer las recomendaciones de Esther, le pedí al papá de Pequeñita que estaba en Madrid y venía el fin de semana con nosotras al pueblo que buscara una pasta de 1000 ppm de fluor. Ella nos recomendaba dos marcas, Vitis y Kin. Fue a la farmacia a pedirla con la certeza de que habría que encargarla, llevábamos meses comprobando que el supermercado era imposible encontrar una, así que en la farmacia más de lo mismo. Lo que la gente no suele comprar no está y en algunos temas no tenemos ni idea.

“Ella nos recomendaba dos marcas, Vitis y Kin”.

Encargó la pasta, cuando fue a recogerla, le habían traído una de 800 ppm, por supuesto no era lo que queríamos. El farmacéutico explicándole que era para adultos, que para niños tenía otras opciones. Y el papá de Pequeñita que muy bien pero que quería uno de 1000. Todavía cuando se la trajeron bien le volvieron a recordar que aquello no era para niños, incluso lo pone en el tubo.

pasta dentrífrica para niños pasta dental infantil

Mi hija no sabía escupir ni enjuagarse

La recomendación es que se use dentífrico desde la erupción del primer diente, pero el caso es que esto convive con la idea, no desmentida de que no es bueno que los niños y las niñas se traguen el dentífrico, no sé lo apañados y apañadas que serán escupiendo y enjuagando, de todo habrá, en nuestro caso no eran habilidades que ella tuviera.

¿Cómo hacemos? Le doy a ella el cepillo con pasta Weleda de la que usábamos desde el principio (un grano de arroz). Ella mordisquea el cepillo, a veces se cepilla de aquella manera, se come la pasta de dientes porque sabe a menta… Y en el repaso que le hago siempre después, echo la pasta con fluor, mancho mínimamente el cepillo, no es ni un grano de arroz, ya iremos aumentando.

Pequeñita usaba un vaso desde hacía mucho tiempo para “enjuagarse” porque nos veía a nosotros escupir y ella quería hacerlo también. Pero lo que hacía era tragarse el agua a sorbitos y luego hacer como que lo escupía, el sonido porque el agua se lo había tragado. Pero a base de experimentar y probar juntas, ya se llena la boca de agua y lo vuelve a echar, hace esto dos o tres veces y como la cantidad de pasta utilizada es mínima, lo damos por suficiente. A veces se traga el agua por inercia.

Por este motivo, nuestra dentista nos recomendaba usar la pasta con fluor a partir de los dos años porque se presupone que con esa edad ya tienen capacidad para intentar enjuagarse, escupir… o hacer al menos algo parecido.

“Recomendaba usar la pasta con fluor a partir de los dos años”.

En resumidas cuentas, si vuestros pequeños y pequeñas, son capaces de escupir o enjuagarse antes de los dos años, podéis o mejor dicho, debéis usar pasta dentífrica con fluor y si no son capaces, a partir de los dos años sería interesante empezar a introducirla y a practicar estas habilidades necesarias para la vida.

Os dejo dos enlaces que nos envió nuestra dentista y que pueden ser de vuestro interés, podéis leerlos aquí y aquí.

Si te pareció interesante, por favor, compártelo.

Si te apetece compartir tu experiencia o tu opinión sobre este tema, será un placer leerte. Espero tus comentarios.

2165 Total visitas 2 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

11 thoughts on “Dentífrico y cepillado infantil, últimas novedades en odontología.

  1. Pues me has dejado de piedra. No puedo saberlo porque parece ser que los ingredientes están en la caja y hace tiempo que la tiré. L verdad es que es una vergüenza y un despropósito tener que estar mirando todo con lupa. Y ahora la duda que me queda es si encontraremos una pasta fluorada en el mercado que sea inocua, me temo que no. Es un desastre.

  2. content://media/external/file/41868
    Creo q no va a salir la imagen porque no me deja adjuntarla, entre otros lleva sodium methylparaben y sodium ethilparaben…

  3. Hola, tristemente he comprado flúor -Kin y he visto q hubiese sido mejor tirar el dinero a la basura.
    Lleva parabenes, una pasta dental de farmacia para niños con parabenes, yo ya no entiendo nada.
    Me gustaría saber si la q tu tienes también los incluye, puedes poner foto de los ingredientes, gracias.
    Yo no compro mas hasta saber si es buena de verdad.

  4. Hola, no se si es el sitio más adecuado para preguntar esto pero estamos desesperados. Mi hijo de 2 años y medio tiene muchas caries, pero muchas 10 piezas afectadas. Necesito un/a profesional respetuoso que no considere al la teta la fuente de todo mal y por el sur de Madrid. Si a todas las perrerías que hay que hacerle le añado una hora de coche de ida y otra de vuelta el tormento crece.
    ¿conocéis alguno? Mil gracias y borrar si no procede

  5. Mirari, piensa que son los datos de investigaciones nuevas de especialistas en salud bucodental infantil. Hasta ahora se decía que sin fluor pero las últimas investigaciones apuntan a que es mejor usar fluor pero no en cualquier cantidad.

  6. yo siempre he leîdo y oîdo que es mejor no darle con flûor, de hecho me cuesta mucho encontrar pastas de dientes sin flûor, aunque la cojo siempre bio, hemos usado mucho tiempo la de weleda pero ahora estamos alternando otras marcas.

  7. ¡Cómo te entiendo! Pequeñita muerde los cepillos de dientes, usamos uno cada dos o tres semanas como mucho. Lo bueno es que luego se deja cepillar, es un repaso, lo hemos hecho desde el principio y afortunadamente lo ha aceptado.

  8. Hola,

    la verdad es que mi peque con 16 meses también se lava los dientes, usamos una pasta de chicco apta a partir de 12 meses. Cuando se cepilla los dientes esta muy graciosas, porque sólo muerde el cepillo, intentamos darle nosotros un poco pero no se deja.

    Gracias por el articulo y la información.

    Saludos,

  9. Muy interesante, aunque me parece arriesgado utilizar dentrifico de adultos tan pequeños si no saben enjuagarse y escupir, como remarcas.

    Por cierto, las pastillas de fluor las quitaron del mercado por niños como mi hermana, que las cogían del cajón y se las tomaban como caramelos terminando en el hospital por intoxicación 😉 por eso ahora saben tan mal jajajajajaja

    Un saludo y disfruta lo que queda del verano!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *