Dermatitis o irritación de la zona del pañal, ¿se puede evitar?

Dermatitis del pañalLa dermatitis del pañal o irritación de la zona del culete o los genitales no tiene por qué ser algo normal. Los hábitos que tenemos para cuidar estas zonas pueden estar generando la propia irritación y creo que sería bueno revisarlos en beneficio de nuestr@s pequeñ@s. A continuación te expongo alguno de los motivos que, desde mi humilde punto de vista, pueden estar provocando la irritación de la zona del pañal y algunos consejos que pueden ayudarte a evitarla en muchos casos aunque, como siempre, no en todos. Si leíste “Cómo curar la dermatitis atópica” o “Phenoxyethanol, producto tóxico en los productos para bebés” y te parecieron razonables, comprenderás mejor estos consejos que te muestro a continuación. Si no los leíste, te animo a que lo hagas ahora o después de leer este post.

Motivos que pueden causar la irritación de la zona del pañal o malas prácticas:

Te cuento algunas de las cosas que hacemos en relación con los cambios de pañal que podrían estar agravando las irritaciones de nuestros bebés:

  1. Colocar la misma crema en la herida una y otra vez sin asegurarnos de que esa crema le siente bien a la piel de nuestro bebé. Puede ser que la propia crema tenga un producto que le irrite, si es así estamos empeorando o provocando, incluso, la irritación. Si ésta persiste, te animo a que pruebes a cambiar la crema o a hacer alguna de las otras cosas que te cuento.
  2. Echar cantidades excesivas de crema en la piel. En una de las pocas ocasiones en que Pequeñita estaba irritada (es muy sensible al antibiótico y la primera vez que se irritó fue después de su intervención de frenillo sublingual), después de probar con diferentes cremas, una auxiliar de clínica de la familia que en aquel momento trabajaba en un centro de mayores (en estos centros son habituales las irritaciones, escaras y otras afecciones de la piel), me dijo que no debía dejar la zona blanca de crema, con ello evitaba la transpiración de la piel y su recuperación. Debía echar una cantidad de crema mínima que se absorbiera por completo, estas eran las recomendaciones que el médico del centro había recomendado. También me dijo que antes de echar la crema debía limpiar con agua y jabón o suero fisiológico para evitar posible suciedad en la zona y secar con mucho cuidado dando toquecitos con una gasa estéril para no lastimar más la piel. Añado en el caso de bebés, eliminar restos de productos de toallitas, si es el caso. Haciéndolo así no se curó del todo pero mejoró bastante. Luego te cuento como lo curamos del todo.
  3. Utilizar crema de pañal por sistema en cada cambio sin que sea necesario. Me consta que muchas madres dentro de su ritual de cambio de pañal incluyen echar un poquito de crema de pañal en todas las ocasiones. Si sus bebés no suelen estar irritados, aunque considero que no es necesario, puede no ser un problema. Pero si hablamos de bebés que tienden a tener dañada esa piel, os recomendaría que una vez curada la herida probéis a no echar crema si no hay irritación, sólo por probar, yo creo que es una prueba que merece la pena. Cuando empleamos cremas de este tipo en pieles sanas, una y otra vez, podemos conseguir que la piel pierda su capacidad autoprotectora. Sería como cuando nos echamos vaselina en los labios todos los días y ya no podemos vivir sin ella porque nuestros labios se vuelven hipersensibles, seguro que más de una sabéis de qué os hablo.
  4. Puede ser que a tu hijo o hija le de alergia alguno de los productos del pañal que estás utilizando, prueba otras marcas que puedan sentarle mejor a su piel. A Pequeñita se le irritaba la piel en los bordes del pañal con una marca de pañales que usé al principio, no eran grandes irritaciones pero yo veía que no le sentaban bien, probé otras marcas y se acabó el problema. Algunas madres que conozco han tenido que recurrir a los pañales de tela porque ninguno de los desechables les sentaban bien.
  5. No dejar nunca al aire a tu bebé sin pañal, especialmente en verano. Intenta buscar momentos en que pueda estar sin pañal, sobre todo si tiende a estar irritado, puedes poner un protector debajo para evitar que se moje el sofá o la cama. seguro que tu bebé agradece esos momentos de libertad.
  6. Utilizar crema de pañal. Esto puede ser un problema, sin más, si resulta que la que utilizáis contiene algún producto tóxico para la piel de vuestro bebé y esto es algo que sólo depende de su propia piel. Una crema que a un bebé le va muy bien a otro le puede producir irritaciones severas. Hay mamás que usan lana curativa, otras usan arcilla verde, las hay que usan maizena y seguro que hay otras alternativas a las típicas cremas. A continuación os cuento cuál ha sido para mí el mejor remedio en los pocos casos que hemos tenido de dermatitis o irritación de la zona del pañal.

Leche materna para curar la irritación o dermatitis del pañal

Cuando era más pequeña, mi hija tuvo dos episodios grandes de dermatitis del pañal, en la segunda descubrimos que era por el uso de antibiótico, aparte de estos dos casos nunca ha tenido grandes irritaciones. En la primera fue cuando nos recomendaron echar poca cantidad de crema y limpiar muy bien la zona antes de aplicar productos. Después de dos o tres días con la piel hecha un desastre notamos algo de mejoría haciéndolo así. Como no terminaba de curarse del todo, decidí evitar todo tipo de productos químicos que, en mi experiencia, no me han traído más que problemas con la piel de mi hija que es muy delicada.

Seguramente fueron mis comadres de la liga de leche las que me recordaron que la leche materna era superhidrante o quizá lo leí por ahí, no lo recuerdo. El caso es que empecé a echarle leche materna con mucho cuidado con una gasita y le soplaba flojito para que secara, le dejaba un rato sin pañal y después se lo ponía cuando estaba totalmente seco. En un día estaba casi curado del todo, en dos días perfecto. Ya había utilizado este sistema para la hidratación de las escamitas que les salen al principio a los bebés cuando cambian la piel, a muchos se les escama la cara, las manos y los pies y después de comprar una crema hidrante facial especial para bebés que no sabía como extender en aquella piel tan delicada, la mejor solución y lo más fácil fue la leche materna. Pero no sé por qué lo había olvidado.

¿Qué ventajas tiene la leche materna aplicada en la piel del bebé?

Seguro que son muchas más pero te cuento algunas de las más obvias y que yo conozco:

  • Es antibacteriana
  • Es hidratante
  • Seguro que a tu bebé no le da alergia ni le provoca ninguna reacción (si estás teniendo problemas y haciendo pruebas de posible alergia o intolerancia a la proteína de la leche o cualquier situación similar, no lo utilices hasta estar totalmente segura de que a tu bebé no le hace daño)
  • No pierdes nada por probar, es gratis y accesible. Basta con que te extraígas unas gotitas para cada cambio con la mano o con el sacaleches.

Yo no suelo usar crema de pañal normalmente, nunca he tenido la costumbre de echarle, pero reconozco que ahora que es más mayorcita y su piel no es tan delicada, tengo una de Weleda (es la marca de los productos que “curaron” la dermatitis atópica de Pequeñita) y como esta marca me da confianza, cuando veo que está un poco rojita que es poquísimas veces, le pongo un poquito muy bien extendido, normalmente en el siguiente cambio ya está mucho mejor, pero esto puede ser una vez al mes o menos, de hecho tendré que tirarla casi entera porque se caducará.

Claro que esta última solución sirve si estás amamantando, como cada vez somos más las que amamantamos aunque sea unos pocos meses al principio, puede servirte y si no has querido o podido darle pecho a tu bebé confío en que puedan servirte mis otras recomendaciones.

¿Tu bebé suele estar irritado? ¿Habías pensado que puede ser por algún producto? ¿Qué sueles hacer para aliviarle? Sería genial que compartieras con nosotras tus trucos.

4531 Total visitas 5 Visitas hoy

6 thoughts on “Dermatitis o irritación de la zona del pañal, ¿se puede evitar?

  1. Hola David:
    Sobre esto que cuentas de la sal, tengo que investigar, una amiga me contó que antes se usaba la sal para lo que dices, para lavarse los pies, incluso los baños con sales que ahora con las prisas ya casi no se utilizan, en muchas casas ni siquiera hay bañera y parece ser que hay estudios que demuestran que la sal alcaliniza los cuerpos y previene la aparición de enfermedades. Yo cada día tengo más claro que debemos volver a lo de antes. Gracias por el consejo. Un abrazo.

  2. Mi madre calentaba agua, añadía dos cucharadas de sal gorda y lo mezclaba en un barreño con otro poco de agua. Y con esto nos limpiaba si teníamos el culete irritado. Yo lo hice con mi hija el primer mes y medio, que estuvo algo irritada. También la poníamos crema de culete, pero sólo cuando estaba mal, luego nada. Desde entonces, en casa, agua y jabón, nada de toallitas limpiadoras.

  3. Yo siempre intento lavarle con una esponja y agua y secarle con toalla.Así prácticamente nunca se le irrita la piel.Y cuando enrojece un poco leche y perfecto y sino aceite de almendras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *