Escolarización temprana, ¿por qué me piden esto?

“...feliz es el niño  que va por todas partes con su madre, en las calles y el mercado, en los tranvías y autobuses, escuchando y mirando, acumulando impresiones de intenso interés y seguro todo el tiempo al cuidado de su protector natural”.

María Montessori.

actividades con niños Me piden que me separe de ti, seguramente entre llantos y un sentimiento de incomprensión absoluta al sentirte abandonada allí, de pronto, en un lugar desconocido con gente desconocida.

Me piden que sustituya nuestras mañanas de levantar tranquilo donde te doy miles de besos, donde desayunamos juntas, leemos algún libro, recogemos o desordenamos la casa, hacemos el pan, bajamos al parque, preparamos juntas la comida, comemos… por una obligación de levantarnos todos los días a la misma hora, con prisas, olvidando si dormimos bien o dormimos mal, recordándote que hay que desayunar rápido, vestirnos rápido, salir de casa… para dejarte allí y perderme todo ese tiempo contigo.

Me piden que pierda esos momentos contigo que son sólo nuestros para que hagas una asamblea con niños y niñas que seguramente aún no te importan, se empieza a socializar hacia los tres o cuatro años, tú tendrás dos todavía. Asamblea en la que alguien decidirá de antemano de qué se hablará y se recompensará con palmadas contar lo que esa persona quiera. Donde es probable que te pidan que hables aunque no te apetezca y donde es probable que más de un día te manden callar cuando quieras contar algo porque no es tu turno, con veinticinco compañeras y compañeros, casi nunca lo será.normas y límites en la infancia

Me piden que te deje en un lugar donde cuando se te caigan los mocos por el resfriado no puedas decir “mamá tengo moquitos, ¿me limpias?”, porque a lo mejor en ese momento la persona adulta que está contigo no pueda hacerlo porque esté ocupada con otra cosa y mientras se te irán cayendo los mocos y no te quedará más remedio que dejarlos ahí o limpiarlos con la manga de tu jersey.

Me piden que te deje con veinticuatro niños y niñas al cuidado de un adulto y un cuarto de otro que hará de auxiliar cuando sé que esta persona para poder controlar esta situación os irá diciendo como en una orquesta qué hay que ir haciendo: “ahora sentaros, ahora levantaros, ahora coged las pinturas, ahora haced un círculo, no habléis, ahora habla”… cuando seguramente yo pueda estar contigo haciendo actividades, jugando juntas, dejándote libertad para experimentar, respondiendo a todas tus preguntas en el momento en que te surjan…

Me piden que te deje en un lugar donde durante todas las mañanas pasarás casi todo el tiempo en un aula con demasiados niños y niñas para las dimensiones que tiene y media hora de patio al aire libre muy probablemente de cemento o caucho, cuando nosotras podemos estar toda la mañana en el parque, jugando con la arena, paseando por las lagunas, buscando hormigas…

Me piden que te deje allí sabiendo que es muy probable que algún día te hagas pis encima o caca y no puedas decir: “mamá, cámbiame” y tendrás que esperar mojada o sucia hasta que una persona desconocida contratada solamente para cambiar pañales, probablemente con muy buena intención pero con escasa o nula formación educativa con muchas posibilidades de que no llegue a captar la importancia que tiene un cambio de este tipo para la formación de tu personalidad. Supone entrar en contacto con tu intimidad, mostrarte respeto al mover tu cuerpo, respetar que te haya pasado aquello porque aún no estés preparada del todo…

¿nos manipulan los niños? Teoría de la menteMe piden que te deje en un lugar jugando al proyecto del mercado comprando y vendiendo frutas de plástico, pescados de plástico, con dinero de mentira cuando yo puedo llevarte al mercado de verdad y comprar todo aquello que nos haga falta.

Me piden que te deje en un lugar donde a la hora de comer, tendrás que ir en fila a un lugar enorme, lleno de ruidos ensordecedores para una persona tan pequeña, voces, platos, cubiertos… con una monitora para cuidar veinticinco niños y niñas, con un poco de suerte unos dieciocho o veinte, que es muy probable que tampoco tenga formación educativa y no sepa lo importante que es la comida para el desarrollo de las personas, no sólo lo que se come sino cómo se come, donde es probable que te hagan chantaje para que comas, diciéndote cosas como si no te comes el segundo no saldrás al patio y cosas del estilo, para comer comida de catering o en el mejor de los casos, un rancho cuidado hecho para cientos de niños cuando nosotras podemos comer juntas algo recién preparado por nosotras que sabemos que nos gusta y que pueden ser judías del huerto de la abuela o arroz con tomate natural y aceite de oliva o las lentejas de mamá que te encantan.

Me piden que te prepare un almuerzo que tendrá que ser a base de zumos en brick que yo jamás querría darte pero que es muy probable que termines pidiendo porque será mucho más llamativo el que lleven los otros niños y niñas con publicidad de personajes de dibujos animados que yo no he querido ponerte que el zumo de naranja natural que yo pueda prepararte aún no sé ni en qué envase. Porque será más llamativo algún bollito industrial que lleven los niños a las tortitas de maíz o las nueces que tomamos nosotras a media mañana.

Me piden que te deje en un aula con niños y niñas que tendrán casi un año más que tú y te exigirán lo mismo que a ellos y ellas por el simple hecho de nacer en tu mismo año. No tengo ninguna duda de que podrás adaptarte al ritmo de los más mayores, la pregunta que me hago es si será bueno forzar el aprendizaje de una niña de dos años a la que le hemos respetado sus ritmos siempre con excelentes resultados.La mamá de Pequeñita

Me piden llegado el caso de que mi jornada sea de mañana que te deje allí nueve o diez horas con unas personas por la mañana, otras en el aula, otras en el comedor… para estar con nosotros cuatro o cinco horas del día sin tener ni idea de cómo ha sido el resto de tu jornada, con sólo dos años y acostumbrada a estar siempre con papá y mamá.

Me piden que te deje en un lugar en el que tendrás conflictos y es probable que la manera de resolverlos sea perdonando cualquier cosa con un beso, sentada en un rincón de pensar o castigada en el recreo.

Me piden muchas cosas que yo, sinceramente, no sé si seré capaz de asumir tan pronto.

¿Tienes que escolarizar por primera vez a tu niño o a tu niña en septiembre? ¿Estás sintiendo cosas parecidas a las que siento yo? ¿Tienes motivos que justifiquen esta escolarización? ¿Me cuentas? A lo mejor podemos desahogarnos juntas o me puedes dar argumentos que faciliten esta decisión en mi caso o en el de otras familias. Gracias de antemano.

Libros recomendados por La mamá de Pequeñita. Si compras a través de estos enlaces recibiré una pequeñísima comisión y a ti no te supondrá ningún gasto extra.

2170 Total visitas 1 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

16 thoughts on “Escolarización temprana, ¿por qué me piden esto?

  1. Para mí el problema son las opciones de escolarización que tenemos, lo peor no es separarme de ella, yo trabajo desde que tenía cinco meses (se quedaba con el papá porque él trabaja por la mañana y yo por la tarde). Hay opciones donde a mí no me daría pena llevarla pero hay que pagarlas. Me rechina que el Sistema Público oferte opciones tan lamentables en la mayoría de los casos y que dependas de que te toque un maestro o maestro enfadado con el sistema que luche por cambiar las cosas en su aula. Y aún así están las monitoras de comedor, la calidad de la comida, madrugadores, etc. con profesionales fatal pagados y un largo etcétera. Y entiendo lo que dices de engancharlos a la tablet o la tele, claro que lo entiendo, trato de evitarlo a toda costa pero hay días que tengo que ponerle dibujos para poder avanzar algo urgente de casa o del trabajo y me siento fatal por ello, le pongo dibujos en inglés para sentirme menos culpable. un abrazo.

  2. Mi experiencia con mi propia hija y otros padres. Sobre los 2 años o 2 años y medio. Hablo de madres que no trabajan como yo. Mi hija con 2 años pedía que estuviese todo el rato con ella . Pero yo también tenía que poner lavadoras, tender, comidas, otro hijo blabla. De todas las madres sobre esas edad los 2 años empiezan a engancharle con la tablet, televisor para conseguir unas horas para hacer cosas como yo tuve que hacer. Ahora pensando hubiese preferido llevar a mi hija 3-4 horitas con 2 años a la guarde y no estar esos ratos con teles y tablets enganchados. Aun Y he visto que es común a muchas mamás. Antes las familias eran más numerosas y mientras los hermanos y hermanas jugaban y entretenían a los pequeñajos, pero esa no es la realidad de ahora.

  3. Esti, que estén 18 niños con dos educadoras es mucho, nueve niños para atender cada una, es un lujo, lo que marca la ley en la Comunidad de Madrid son 20 niños para una sola persona y en el Segundo Ciclo, de tres a seis, 25 para una maestra, que suelen ser 27 en muchos distritos porque no hay plazas suficientes. No tiene nada que ver. Seguro que yo le encontraría pegas a tu escuela porque soy muy exigente pero te aseguro que tenéis mucha suerte. Trata de imaginarte en un aula del tamaño de la que tiene tu hija tú sola con 27 niños y niñas, te aseguro que estudiar tres o cuatro años de Magisterio no da súperpoderes. Un abrazo para ti y tu peque.

  4. Mi hija está en el aula de dos años de una escuela pública, con 18 niños por aula y dos cuidadoras. Lamentablemente tengo un horario laboral completo y no tengo una pareja que colabore economicamente, así que ni me he planteado otra opción. No obstante, mi experiencia (la de mi hija) es plenamente positiva. Está feliz. Cada día me cuenta un cuento nuevo o me canta una nueva canción. Me fascina ver cómo actúa por sí misma y cómo aprende cosas que yo pensaba imposibles a su edad. Tiene dos años y medio y en cuanto llegamos al.patio da saltitos y corre a coger de la mano a su maestra… De verdad, creo que las madres deberíamos verlo como una experiencia positiva para nuestros hijos, y no como un trauma.

  5. Mucha suerte con vuestra decisión, ojalá encontréis el mejor lugar para vuestro pequeño, a él le pillará más mayorcitos y habrá cosas que estarán superadas. Un abrazo fuerte.

  6. ¡Gracias Raquel! Sólo espero que hagamos lo que hagamos sea lo mejor para ella, entiendo que eso deseamos todas. De momento, voy s disfrutar a tope de estas mañanas que me quedan y luego veremos. ¡Un abrazo fuerte!

  7. Claro, no te hablado de la parte positiva, no dudo que la hay pero creo que un poco más adelante. El colegio no está planteado para niños de dos años y por eso no entiendo por qué se le da tanta importancia a que los llevemos con esa edad. Hay muchos niños de dos años que no controlan esfínteres, es una realidad, ¿por qué fuerzan esa situación? Escuela si, pero con esas mejoras que propones y ó más adelante o adaptada a los más pequeños. Así lo veo yo. Un abrazo fuerte.

  8. Yo también pienso en esa opción de llevarla las horas de la mañana, seria como llevarla a la ludoteca, pero si me dan mañanas en el trabajo… Ahí no lo quiero ni pensar. Gracias por estar ahí, ojalá nos vaya bien. Yo voy a necesitar gabinete de crisis, aviso.

  9. Leyéndote me dan ganas de sacar a mi pequeño del colegio… Es tan cierto todo eso q dices y sufrí tanto tmb llevándole a los 2 años… Animo!

  10. Es fantástico cómo suena y qué dificultades pone la conciliación con el mundo laboral para las que piensan de esa manera.
    Opino que si fuese posible yo también me plantearía quedarme en casa al cuidado como hacía mi madre, por eso de verle crecer, ahorrar dinero, pero…

    No me parece ideal. Sé que lo que has puesto es la parte que podría considerarse la negativa de la escuela y por eso muchas prefieren tenerlos en casa criándolos ellas. Y las que no, también. La escuela tiene cosas muy negativas, pero no la veo de la manera en que la escribes.

    Ojalá todas las madres pudieran criar a sus hijos de la manera que desean, que la economía y las leyes se pusieran a su favor para respetar todos los tipos de crianza. Ojalá. Pero no es así.

    En la escuela aprenden a socializar. A esperar turnos. A respetar. A experimentar con mil cosas compartiendo con demás niños de su edad (meses mayores o pequeños). Se me ocurren mil cosas positivas más que las negativas que leo en esta entrada.

    ¿Para qué tanta preparación? No se puede estar encima de los niños al 100% es cierto, ojalá bajaran el n° de alumnos o subieran el n° de educadoras y eliminaran el catering en e.infantil. Pero la vida no es perfecta y aunque los niños vayan a aprender lo mismo y vayan a terminar desarrollando sus capacidades y socializando y respetando las normas, creo que la escuela es importante para aprender desde otro punto de vista y que conozcan otras normas y que no todo es como dicen los padres.

    En mi opinión la escuela es importante y las educadoras están bastante preparadas. Es cierto que sólo hablo como estudiante y como futura personal en prácticas y estoy deseando empezar. La veo como un lugar donde la educadora es una más para ese hijo de una madre y un padre preocupados por el bienestar y la educación de ese hijo, su bien más preciado, enseña de otra manera, observa, juega, habla, limpia, alimenta, canta, cuenta, disfruta, prepara y se forma para que a ese hijo no le falte de nada. Y a los otros hijos. Sean 8, 16 o 24. No puede estar encima de todos al 100% pero no creo que eso sea perjudicial y se le vaya a causar un trauma.

    Cuando sea madre tendré que llevarlo por mi trabajo, y estoy muy tranquila sabiendo que hay gente como mis compañeras que van a cuidar de mi futuro hijo en la escuela. Quizás no todas son como desearía (en todas partes habrá de todo) pero ya se encargarían las madres y los padres de elegir la escuela que más les convenga, convezca y cuando quieran. Ojalá cuando quisieran sería lo ideal, pero si no se puede, lo mejor es mirar toda la parte positiva de una escuela, que es mucha.

    Un saludo muy grande!

  11. Soraya, que te voy a contar que no sepas, muchas nos encontramos en esta misma situación, con los mismos sentimientos de angustia, creo que todavía con más intranquilidad lo vivimos las madres y padres que no han necesitado que sus hijos hayan ido a la guardería, ya que todavía son más cambios, en mi caso particular creo que el principio será duro, pero creo que va a ser un cambio positivo, nuestros peques van a aprender con otros niños cositas nuevas, aprenderán a relacionarse sin estar nosotras presentes y cuando lleguen a casa seguirán aprendiendo con nosotros como lo han hecho desde que nacieron, si tengo suerte con el colegio que adjudiquen a Daniela, “elegimos su educación” , que gran mentira , no la dejaremos al comedor, a lo mejor te lo puedes plantear, ella irá a clase por la mañana y luego come contigo y disfruta con sus padres de la tarde, el colegio que nos interesa no obliga en niños tan pequeños a dejarlos x la tarde, si mi hija se hecha la siesta en casa , por lo menos al principio del curso, no tengo que despertarla para ir un rato al colegio y así la disfrutamos nosotros por la tarde. Enfin, me enrollo, mucho ánimo, mucha suerte, si te decides por un colegio que te toqué el que pidas y vivelo sin tensión porque todo se lo transmitimos a ellos. Muchos besitos

  12. Me has llegado al alma con tu post. Este año también escolarizo a mi hijo y yo no estoy convencida del todo. Saludos y un abrazo grande!!

  13. Soraya que bonito y que duro a la vez todo lo que has comentado. Después de leer y emocionarme con cada palabra se queda en mi la sensación de que ya lo tienes mu claro. Para mi no es una cuestión de lo que uno debe hacer sino de lo que te dicta tu corazón, y después de leerte esta muy claro que no quieres renunciar a todas esas cosas con tu pequeña y es precioso, tb lo es la mama que decide escolarizar con tres añitos o antes ya sea por necesidad o por creencia. Cada día tengo mas claro que las cosas hechas desde el corazón son las correctas y el tuyo te grita lo que quiere. Mucho animo y espero que la vida os deje seguir con esas preciosas mañanas un poco mas.
    Raquel la mama de Nicolas

  14. Buf que bien explicado. No creo que haya ninguna buena razón para que lo hagas. Pero si que existen varias malas razones por culpa de como funciona todo alrededor de la “conciliación familiar”. En nuestro caso vivimos en un pueblo, así que si no solicitamos colegio en ese año, cuando queramos hacerlo dependeremos de las plazas que queden libres. Si no hay en alguno de los más cercano nos tocará en otro en cualquier punto del ayuntamiento, esto puede suponer mandarlo a un colegio excesivamente lejos de nuestra casa. (Que por nuestros trabajos, a pesar de ser pocas horas, lo complicaría todo enormemente)
    Nuestra opción (por el momento, aún me queda un año para pensarlo) será escolarizarla con 3 años casí recien cumplidos en el colegio que más nos guste entre los públicos más cercanos (el que menos niños tenga, el que mejor trato les de..). Y quedarme con que cuando yo iba al cole con 4 años disfrutaba un montón. Siempre he estado con mi madre en casa (ella trabajaba en casa), así que igual por eso las separaciones no eran duras. De hecho recuerdo la lloreras que me echaba por tener que irme con ella a cuidar de mi abuela enferma y no poder ir al cole en una semana.
    Creo que ese año de diferencia con el que empezábamos antes en el cole y un/a buen/a profe es clave
    De todas formas quiero creer que mi niña a pesar de tener 3 años lo va a pasar bien que tendrá un/a buen/a profe y le encantará ir al cole, y que como siempre la han cuidado papá y mamá en casa, la separación va a ser menos dolorosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *