Frenillo del labio superior, ¿un problema?

Frenillo del labio superiorCuando empezaron a salirle los dientes a Pequeñita nos dimos cuenta de que había un frenillo en su labio superior que quedaba entre las paletas delanteras y no permitía que éstas se juntaran. Como está intervenida de frenillo sublingual (de esto ya os hablaré, necesito organizar muchas ideas en mi cabeza antes de hacerlo), decidimos esperar a su revisión del año para comentárselo al cirujano.

En la revisión nos comentó que su operación de frenillo corto de la lengua había sido un éxito y que aún era pronto para saber cómo evolucionaría este otro frenillo, el del labio. Seguramente al ser muy estrecho, menos de dos milímetros, maduraría y desaparecería, al menos tal y como estaba ahora. También nos dijo que era una ventaja que lo tuviera porque los dientes definitivos ocupan más espacio que los de leche y con esa separación estaba garantizándose un poco más de hueco para sus dientes finales.

Conozco casos donde finalmente termina rompiéndose en una caída sin suponer mayor problema. Y últimamente he escuchado casos donde hay frenillos en los labios que dificultan la lactancia, estos son más delicados por el problema que suponen para el amamantamiento. Cuando no hay otra solución se cortan como los frenillos sublinguales.

Seguramente, estos frenillos, los labiales, como los frenillos cortos de la lengua, eran cortados por las matronas tras el parto cuando lo normal era la lactancia materna para evitar el más mínimo problema pero como se ha perdido esa costumbre en los protocolos de parto, luego nos encontramos con complicaciones evitables.

¿Conoces casos de frenillos labiales que estén dificultando la lactancia? ¿Y casos de niños o niñas cuyos frenillos estén separando los dientes?

EDITADO, 1 de julio de 2014.

Mi amiga Raquel Renedo, logopeda de los Equipos de Atención Temprana del Gobierno de Cantabria, comentó este post y como siempre sus aportaciones son muy valiosas. Como entiendo que much@s lector@s del blog no leen los comentarios, me gustaría acercaros esa información que considero valiosa. Este es el comentario tal cual, podéis comprobarlo en los comentarios.

«Yo hablo solamente como logopeda, no como madre así que creo que hay que tomar mis opiniones siempre desde la distancia emocional que puedo permitirme; y por supuesto con cautela y solamente como una opinión más sobre la práctica diaria.

Sí es cierto que antes al ser la lactancia natural el método de elección (por parte de matronas, madres, etc.) se realizaba sistemáticamente el corte del frenillo lingual y si era necesario el labial.

A nivel funcional este frenillo labial que se introduce en el diastema (espacio interdental, en la encía) no tiene porqué tener más consecuencias sobre la lactancia; si el frenillo es muy corto puede suponer una menor movilidad del labio superior haciendo que éste sea más corto lo que puede interferir en todas las funciones orales: masticación, succión, respiración, deglución y articulación.

Todo lo relacionado con las funciones orofaciales (antes mencionadas) está íntimamente relacionado con las estructuras orgánicas y llega a formar un círculo de desencadenantes con lo que hay que actuar rápido, pero eso no implica que la única solución sea la cirugía.

Me explico: un frenillo labial corto hace que el labio superior quede acortado lo que dificulta el sello labial indispensable para succionar, mover el alimento dentro de la boca y que no caiga fuera, para respirar por la nariz sin que haya escape de aire por la boca, que no sea capaz de articular correctamente /p, m, b/ o haga la fuerza necesaria para deglutir o tragar.

En el caso de que este frenillo sea muy corto o interfiera a nivel funcional, y si después de unos sencillos ejercicios no se soluciona el problema funcional (de movilidad), el ortodoncista o cirujano debe valorar otro tipo de intervenciones».

Gracias Raquel.

41855 Total visitas 12 Visitas hoy

17 thoughts on “Frenillo del labio superior, ¿un problema?

  1. Hola Luz, es verdad que yo no soy especialista, pero todos los casos que conozco en los que se ha terminado rompiendo el frenillo del labio superior, esto ha supuesto una liberación que ha facilitado el habla y no lo contrario. Claro, no sé lo aparatoso que pudo ser lo que te pasó y tampoco cómo ha sido lo de tu niña. Yo creo que es una tela tan fina, que en cuanto hay un golpe se rompe y como es una zona muy bascularizada pues sangra mucho, pero no suelen ser lesiones graves. Muchas veces las dificultades para hablar se deben a la existencia de un frenillo sublingual o a otras circunstancias. No paro de pensar que habría que ver bien qué es lo que te produjo a ti las dificultades y cómo puedes prevenir en tu hija si la situación fuera similar. Siento no poder ayudarte más, mejor un especialista, claro. Un abrazo fuerte.

  2. hola mi niña de 1año y 6 meses se cayo y se pego con el borde de una mesa y se corto el frenillo labial yo no se si se le va a dificultar para hablar, soy mamá primeriza y no se que hacer.
    Ami también me paso lo mismo cuando era chiquita y ahora tengo 22 años y tengo mucha dificultad para hablar y tengo miedo que a mi niña le pase lo mismo, no quiero que sufre en su infancia x no poder hablar bien. ese es mi mayor miedo
    alguien me puede ayudar

  3. Sí, a mi hija le pasaba. Creo que lo más importante es que pueda alimentarse adecuadamente, confío en que al intervenirle el frenillo de la lengua, ese tema irá a mejor, además prevenís dificultades de otro tipo en el futuro. En cuanto al frenillo del labio, pienso que las mismas personas que hayan intervenido el otro, podrán valorarlo. En nuestro caso, este frenillo labial no generó problemas cuando la intervención del otro le permitió la lactancia de manera adecuada aunque se oía ese chasquido. Me has hecho recordarlo, ya lo había olvidado. Y como nos dijeron, al final se rasgó solo. Aunque lo valoraron y decidieron no intervenir. Muchas gracias por compartir por aquí tu experiencia. Un abrazo.

  4. Buenas!! Yo tengo a mi peke de 2 meses con LME y chasca desde el primer día al mamar. Después de mucho mirar, cambiar de posturas y demás le miraron y parecía q tenía frenillo sublingual asiq se lo cortaron pero sigue chascando!! Y ahora parece q tb tiene frenillo labial y por lo q me han dicho puede ser la razón de ese chasquido…. Sabéis de algún caso parecido??

  5. Por lo que nos contaron en su momento, muchos niños y niñas tienen ese frenillo y a la mayoría se le rompe en los primeros años, un accidente, un golpe, con alguna comida… En principio, no tiene por qué generar problema. Hay otros niños y niñas a los que no se les rompe y no genera problemas, y a otros y otras, se lo cortan porque genera algún problema fonético, odontológico… Si está cicatrizando bien, en principio, deberías tratarlo como una herida en la boca más, de las que se hacen las y los más pequeños a menudo y muy a nuestro pesar. Un saludo.

  6. Hola,mi bebé tiene 1 año dos meses y por andar corriendo se callo y se rompió el frenillo labial
    Soy mamá primeriza y no lo lleve al doctor ps me dijeron q no pasa nada
    Tiene alguna consecuencia esto ?
    O el frenillo labial no es de mayor importancia ?
    Tengo muchas dudas

  7. Yo creo que esperar, es aún muy pequeño y es muy probable que se le rompa solo o que cómo te pasó a ti, no se le rompa y no le suponga ningún problema. Un abrazo y gracias por compartir por aquí tu experiencia.

  8. Hola chicas! Mi niña tiene un año seis meses y apenas hoy me di cuenta que tiene este problema, lamentablemente es de herencia porque yo también tengo mis dientes separados por el frenillo pero a ella no la había checado hasta hoy y vi que tiene el labio pegado a la encía. Mi miedo es que se lo quieran cortar porque esta muy grueso pero no le afecta en sus actividades. Come y toma bien y habla muy claro (dos idiomas jaja) que me recomiendan?

  9. Mi hijo tiene 2 años y solo se comunica lo basico mama papa agua de ahi no pasa no se si tendra frenillo labial superio cual es el especialista de esto xq de ls lengua no es ya me lo reviso el pedriata

  10. Yo no soy especialista en este tema, sería interesante que lo vea alguien para valorar si es algo para intervenir o algo que se romperá solo. Lo que nos dijo el cirujano de mi hija es que al ser muy fino, menos de un milímetro, se rompería solo. Pero cada caso es distinto. Mira en comentarios, una logopeda dio más indicaciones al respecto de este tema, igual te pueden ayudar. Un abrazo, confío en que no sea nada importante.

  11. Mi hijo tiene 19 meses y tiene frenillo labial mis vecinos me dicen que le ponga cuidado pues por que no habla y solo dice papa y chao sera muy grave el frenillo labial es mi primer bb y no tengo esperiencia

  12. Muchos de los frenillos que tienen los bebés se parten solos como comentaba en el post, lo que se hace normalmente es ir valorándolo en las revisiones pediátricas, podrías también consultar con algún cirujano especialista en este tema, pero siempre con cautela porque no tiene por qué generar un problema y se puede intervenir en cualquier momento, como el sublingual. Yo iría viendo la evolución, el de mi niña se rompió un día unos meses (6 u 8 meses) después de escribir esto, sangró un poquito y ahora, pasado el tiempo, ya ni nos acordamos. Espero darte un poco de calma. Un abrazo.

  13. Que contenta estoy teniéndote al otro lado, todas las mamás que leen el blog son afortunadas con que estés ahí. Muchas gracias, en cuanto pueda sentarme en un ordenador, edito el post y añado tu comentario. Un beso enorme.

  14. Hola,
    Yo hablo solamente como logopeda, no como madre así que creo que hay que tomar mis opiniones siempre desde la distancia emocional que puedo permitirme; y por supuesto con cautela y solamente como una opinión más sobre la práctica diaria.
    Sí es cierto que antes al ser la lactancia natural el método de elección (por parte de matronas, madres, etc.) se realizaba sistemáticamente el corte del frenillo lingual y si era necesario el labial.

    A nivel funcional este frenillo labial que se introduce en el diastema (espacio interdental, en la encía) no tiene porqué tener más consecuencias sobre la lactancia; si el frenillo es muy corto puede suponer una menor movilidad del labio superior haciendo que éste sea más corto lo que puede interferir en todas las funciones orales: masticación, succión, respiración, deglución y articulación.
    Todo lo relacionado con las funciones orofaciales (antes mencionadas) está íntimamente relacionado con las estructuras orgánicas y llega a formar un circulo de desencadenantes con lo que hay que actuar rápido, pero eso no implica que la única solución sea la cirugía.
    Me explico: un frenillo labial corto hace que el labio superior quede acortado lo que dificulta el sello labial indispensable para succionar, mover el alimento dentro de la boca y que no caiga fuera, para respirar por la nariz sin que haya escape de aire por la boca, que no sea capaz de articular correctamente /p, m, b/ o haga la fuerza necesaria para deglutir o tragar.

    En el caso de que este frenillo sea muy corto o interfiera a nivel funcional, y si después de unos sencillos ejercicios no se soluciona el problema funcional (de movilidad), el ortodoncista o cirujano debe valorar otro tipo de intervenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *