Descubriendo la homeopatía, segunda parte

Foto tomada de www.webconsultas.com

Sigo investigando sobre la homeopatía, al final os comparto muchas de las reflexiones interesantísimas que he recibido por parte de las personas que leyeron el primer post, no dejéis de leerlas, son experiencias personales que vienen de mamás que las usan con sus hijos con buenos resultados, algunas farmacéuticas que consideran que la homeopatía funciona, psicólogas que recomiendan su uso y también algunas personas que no consideran que sea buena opción porque no tiene fundamento científico o porque su experiencia no es positiva.

Ya os comenté que hay muchos profesionales de prestigio recomendando productos homeopáticos y países de la Unión Europea donde se receta estos medicamentos desde los sistemas públicos de salud. Estuve buscando más información sobre la homeopatía y encontré que la Sociedad Española de Medicina Homeopática considera que las enfermedades en las que el tratamiento homeopático es más efectivo son las siguientes:

  • Otorrinolaringológicas y bronquiales
  • Digestivas
  • Circulatorias
  • Osteo-articulares
  • Traumatismos
  • Urológicas y ginecológicas
  • Dermatológicas
  • Neurológicas
  • Oftalmológicas
  • Psiquiátricas
  • Pediátricas
  • Endocrinológicas
  • Sistema inmunológico
  • Tratamientos paliativos
En mi búsqueda de información, encontré que la homeopatia es un método terapéutico que trata las afecciones administrando pequeñas dosis de sustancias que, en dosis mayores, producirían a una persona sana síntomas iguales o similares a los que pretende combatir.
Christian Friedrich Samuel Hahnemann (1755-1843), médico alemán considerado el padre de la homeopatía moderna, consideraba que el origen de la enfermedad se debe a una alteración de la fuerza vital del individuo. Este autor consideraba que las enfermedades son diferentes en cada una de las personas que las padecen.
También encontré que fundamentalmente hay dos maneras de tratar las enfermedades, el método alopático que utiliza sustancias o principios activos diferentes a los que originan los síntomas de una enfermedad, de esta manera se emplean sustancias antitérmicas para reducir los estados febriles o antiinflamatorios para reducir la inflamación. Y por otro lado, está el método homeopático que defiende que se cura desde una sustancia o principio semejante. Desde la homeopatía, se considera que cuanto más diluida está la sustancia o principio activo, más potente es su efecto en el organismo. Otra diferencia entre los métodos alopáticos y los homeopáticos es que los segundos además de tener en cuenta los síntomas de la enfermedad como también hacen los primeros, analizan los síntomas particulares de la persona enferma partiendo de la base de que cada persona enferma de una manera única y diferente.
Leyendo este tipo de explicaciones sobre el funcionamiento de la homeopatía, parece una obviedad que si nos parece un método apropiado, deberíamos acudir a un especialista de este tema, ¿qué pensáis? Alguien que pueda analizar todos estos factores, al menos la primera vez que haga uso de un nuevo medicamento homeopático.

Las opiniones de las lectoras de La mamá de Pequeñita

Me encanta que compartáis vuestra experiencia y opiniones, me parece que es muy enriquecedor, con ello aprendemos todas (las personas). Sobre este tema, me han escrito personas para decirme que les funciona bien la homeopatía para los cólicos, la tos, el herpes labial, la alitosis, hemorroides, osteoporosis y la gastroenteritis. Otras me han comentado que les ha funcionado bien algunas veces, otras no, pero tal y como ocurre con otros medicamentos.

Algunas me dijeron que la homeopatía para ellas es una cuestión de fe y que por ese motivo no se puede decir que funciona. Otra comentaba que el componente placebo era lo que hacía que funcionara, es decir, que el simple hecho de sugestionarse hacía que el cuerpo se pusiera en marcha para resolver la dolencia. Si fuera así sin efectos secundarios, para mí no deja de ser una opción muy interesante. El problema es que como comentaba una farmacéutica que también compartió su punto de vista, no todo lo que se vende como homeopatía lo es y por tanto, no todo es inocuo y sin efectos secundarios.

Otra mamá farmacéutica comentaba que en su experiencia tiene comprobado que funcionaba con bebés, los cuales no entienden de sugestión y enseguida contestó otra diciendo que si las familias creen en ello, a los bebés les afecta la sugestión de sus mayores. Como veis el debate es apasionante.

Se comentó también que era útil en temas de personalidad asociadas a terapias psicológicas y una psicóloga al leerlo comentó que era una opción igual que puede ser la hipnosis por la sugestión que produce. Comentaba también que no a todo el mundo le funciona pero hay muchas personas a las que sí. En este sentido, las lectoras han comparado la homeopatía con otras terapias alternativas como el Reiki o las Flores de Bach. En este sentido, una de las personas que hablaba de este tema decía que a veces es cansado porque requiere tomar muchas dosis en cortos períodos de tiempo.

En todo este debate, nadie recomendaba la homeopatía para enfermedades graves como el cáncer, al menos en exclusiva, aunque también en estos casos se plantea su uso como complemento.

También me parece importante compartir el planteamiento de una lectora sobre el efecto placebo que tienen otros medicamentos no homeopáticos, que podrían estar funcionando de la misma manera. Para explicarlo decía que las personas que toman Orfidal para relajarse y dormir debido a la tolerancia que genera este medicamento y otros del estilo, tendría que necesitar incrementar la dosis continuamente y no siempre es así. Se habitúan a tomar la misma dosis con buenos resultados. Me parece un gran ejemplo, ¿no creéis?

Como interesante fue el planteamiento de otra mamá farmacéutica que partiendo de  la base de que no había fundamento científico que avalase sus resultados, había visto como en otros países se recomendaba desde los servicios públicos de salud con la satisfacción de los pacientes. Ella misma la ha usado con ella y sus hijos siempre en temas que se podrían haber curado por si solos con el tiempo, como es el caso del dolor menstrual, pero ha logrado reducir los tiempos y los síntomas con el uso de medicamentos homeopáticos. Esta misma persona comentó algo que me parece importante, decía que a veces, nos encontramos con personas que recurren a la homeopatía como única opción, auto medicándose sin pasar por un profesional sanitario que haga una valoración y no detectan que pueden tener alguna enfermedad grave que podría requerir también del uso de otras sustancias, pienso por ejemplo en una infección donde pueda ser necesario recurrir al uso de un antibiótico.

Además del debate apasionante que se ha creado, una amiga me habló de la homeospagyria, nunca había oído hablar de ello. Es considerada una de las homeoterapias, igual que la homeoterapia, es un sistema terapéutico que emplea dosis infinitesimales que nutren a nivel energético, físico y funcional para activar las reacciones defensivas del organismo. De esta manera, si lo he entendido bien, activamos el sistema inmunológico de manera general y no de manera específica sobre un síntoma o síntomas concretos como parece que funcionan otros productos homeopáticos.

Sigo recibiendo gustosa vuestros puntos de vista, vuestras experiencias personales, vuestras críticas… todo es bien recibido. Al menos habrá un post más sobre este tema, si decidís aportar alguna cosa, lo recogeré cuando lo escriba.

Gracias por seguir ahí y acompañarme también en mi investigación sobre este tema tan interesante. Un abrazo.

 

Curso de Crianza respetuosa en la infancia

El curso que revolucionará tu forma de criar y educar

¿Te gustaría hacer un curso que recoge cientos de claves básicas para criar y educar a niños y niñas de los 0 a los 6 años de manera respetuosa? Pues ahora es posible.

Un curso basado en mi experiencia y formación de los últimos seis años y en el que he puesto mucho corazón. Un curso que pretende llegar a muchos niños y niñas para que tengan la posibilidad de desarrollar al máximo todo su potencial sin dejar de ser ellos mismos. Una formación que persigue reducir al máximo muchas de las carencias que presentamos muchas personas adultas en nuestra sociedad. Una nueva mirada, pautas concretas de actuación y reflexión como forma de mejorar sus vidas en la infancia y también en la vida adulta.

Si no estás interesad@ en este curso pero quieres ver otras opciones, en la Escuela Bitácoras tienes muchas opciones, cursos sobre el sueño infantil, la lactancia materna, la animación a la lectura y muchos otros, a veces, con importantes descuentos. Desde las fotos puedes acceder a estos cursos, si quieres ver la oferta total, pincha AQUÍ.

IMPORTANTE: Si vas a adquirir cualquier curso de la Escuela, te agradecería que lo hicieras desde estos enlaces que te propongo, a tí no te supone ningún gasto extra, pero haciéndolo contribuyes con mi proyecto. Muchas gracias de antemano.

 

907 Total visitas 3 Visitas hoy

8 thoughts on “Descubriendo la homeopatía, segunda parte

  1. Gracias Jorge por compartir por aquí tu punto de vista, nos hacía falta la opinión de un especialista en este tema. Me parece muy valioso para el debate lo que comentas. Un saludo y gracias otra vez.

  2. Soy pediatra desde hace mas de 35 años y homeópata desde hace mas de 25 años.
    La homeopatía es un método terapéutico mas con el que puede contar el médico, ya que debe ser prescrita por un médico, su venta es exclusiva en farmacias y están perfectamente regulados sus medicamentos por el Ministerio de Sanidad.
    Calificar de peligrosa o de crear problemas a la homeopatía, es cuando menos desconocer como actúa un médico en consulta, ya que utilizamos medicamentos homeopáticos o convencionales según lo requiera nuestro pequeño paciente y siempre desde un criterio estrictamente clínico.
    Los ataques que sufre la homeopatía en los últimos años no se corresponden con la realidad de mas de 10.000 médicos (4000 pediatras) que la prescriben en nuestro país y mas de 15 millones de pacientes que los han utilizado con una satisfacción de mas del 80 %.
    La mayor parte de los ataques a los medicamentos homeopáticos parten de personas sin la mas mínima relación con el mundo sanitario (abogados, informáticos, opinadores varios) y de medios de comunicación que afirman sin pudor que el ataque a la homeopatía es parte de su linea editorial.
    En concreto en mi caso estoy acreditado como Experto en Homeopatía en mi Colegio de Médicos.
    Es de agradecer una imprescindible información/formación para criticar lo que se desconoce.
    Quedo a su disposición para cualquier aclaración que precise respecto al tema.

  3. Yo soy partidaria de usar productos naturales siempre que sea posible, si además no tienen efectos secundarios mucho mejor. Aunque ya he comentado que en nuestra familia apenas usamos medicamentos de ningún tipo, un analgésico de vez en cuando en situaciones límite. Entiendo que somos muy afortunados, claro. Me encanta recibir el punto de vista de personas que considero brillantes al respecto. Un abrazo.

  4. En Francia la homeopatía está incluida y subvencionada por la seguridad social. Ojalá q aquí llegará, al menos la filosofía.
    Nstros la usamos hace años y sólo encuentro beneficios..
    Apostar por métodos más naturales q respeten nuestro cuerpo y nuestra alma, siempre nos llevará a estar holísticamente más sanos, cuanto menos fármacos mucho mejor

  5. Hola Paula, cuando te he leído, no entendía a qué te referías, tras leer otra vez el post, lo he visto, he cambiado ese “interesante” por “necesario” porque estoy de acuerdo con que es más correcto. Respecto a por qué entró en este debate, pues seguramente porque me gusta adentrarme en temas delicados, porque conozco muchas personas brillantes a mi alrededor que usan la homeopatía y me apasiona porque soy consciente de que no hay tiene un gran fundamento científico. Me llama la atención este tema y se lo debo a muchas familias que hacen uso. En cualquier caso entiendo lo que me dices y lo respeto. Muchas gracias por tus palabras hacia mi y por compartir tu punto de vista. Un abrazo.

  6. Creo que últimamente ese movimiento por lo natural se nos está yendo de las manos. Las cosas que han funcionado y gracias a ellas se han salvado vidas y vidas no deben ser cuestionadas. Y la homeopatía con los medicamentos lo hace. Tu frase de ante una infección los antibióticos «puedan ser interesantes» me sorprende. Es cierto que se ha abusado de ellos y en caso de ser un problema vírico son inútiles. Pero los antibióticos curan, está más que demostrado y salvan vidas.
    La homeopatía ha creado ya más de un problema, sobre todo con niños. Pregunta a pediatras y no solo a farmacéuticos y a Internet. Para mí la homeopatía es tan peligrosa como el movimiento antivacunas. Y la verdad no entiendo por qué siendo una psicóloga infantil tan buena te metes en este berenjenal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *