Intentando mejorar la sociedad a través del respeto a la infancia. La utopía es así.

crianza respetuosaCriticar y juzgar está mal de cualquier lado, estoy de acuerdo. Lo que pedimos algunas mamás es respeto y debe ser para todas las personas, claro está, pero hasta esto tiene un límite. Si vemos que se está haciendo daño a un niño o niña deberíamos reaccionar, eso es indiscutible. Pero cuando no es ese el caso, dentro de unos márgenes, las normas de cada familia deben ser respetadas.

Por desgracia, desde mi punto de vista, la gente que educa a los niños y las niñas desde el respeto es una minoría, la mayoría de familias de la sociedad en qué vivimos no respeta ni los ritmos ni las necesidades ni escucha su instinto ni cambia planes porque su hijo o su hija lo necesita si tenía pensado otra cosa. Salvo que tenga fiebre, ahí el mundo se paraliza si es fin de semana. Sólo por ese motivo y en ese tiempo porque si es día laborable, ni siquiera con eso los niños y las niñas se libran de madrugar, de ser sacados de la cama, llevados a otra casa o a la escuela en muchos casos.

Yo no juzgo que se hagan las cosas así, puedo comprender que las circunstancias de cada uno y cada una pueden ser muy duras y no tener más opción, no soy quién para valorar, sus motivos tendrán. Como es una cuestión de mayorías y minorías, defiendo a la minoría que se siente criticada por la mayoría, siempre lo he hecho, desde pequeña, ya era muy rarita, qué le voy a hacer. Claro que hay familias que tratando de educar desde el respeto critican a quien no lo hace, pero entonces es dudoso que realmente entiendan qué es la palabra respeto, de todo hay. En cualquier caso, creo que eso es una minoría de la minoría anterior, vamos que sin justificarlo, no me parece significativo. Es como si hablando de violencia de género, centráramos todo el problema en los hombres que mueren en manos de mujeres, que haberlos los hay y no es justificable. No sé si soy capaz de explicarme.

No conozco grupos de Facebook o grupos de mujeres que sistemáticamente se sientan atacadas por las familias que portean, colechan, dan teta, no dudo que puede haberlos, aunque pienso que estos casos que los hay y son también injustificables no son tan significativos como los otros. Me puedo equivocar, puede ser, estoy en el otro lado.normas y limites en la infancia

Aún así, cuando se defiende a un colectivo no se está atacando a otro. Yo no entiendo por qué cuando he escrito en grupos donde conviven mujeres que crian de maneras diversas contando beneficios de la lactancia se han indignado las que no dieron pecho. Cuando alguna hablaba de qué tetina comprar a su hijo o hija, ninguna madre lactante se puso a criticarlas porque no deberían dar biberón a sus bebés.

Escribo en beneficio de los niños y niñas, me equivoco mucho, seguro, siempre digo que estoy aprendiendo y acepto cualquier comentario, cualquier crítica (con respeto). He tenido conversaciones muy interesantes con madres que piensan muy diferente a mí y he aprendido muchísimo. Pero no escribo para regalar oídos, escribo con la esperanza de que nuestros niños y niñas vean resueltas sus necesidades y con ello se cree una sociedad más sana, más humana, más justa. No pretendo criticar a nadie. Sólo pretendo defender los derechos de la infancia por encima de nuestra sociedad consumista, por encima de nuestra modernidad que olvida que al final sus máquinas no pueden cambiar lo que somos en el fondo. Por encima de nuestras estúpidas necesidades creadas que a los niños y las niñas más pequeñas les importan un comino porque sencillamente son mucho más listos y más prácticos que nosotras las personas adultas y no pueden comprenderlas.

Con ese fin cree el blog y esa va a ser su esencia por el momento. Y aviso que en lo esencial, yo he cambiado muy poco en los últimos treinta y seis años.

Prometo hablar del período de “adap-resignación” la semana que viene.

Feliz fin de semana a todas las personas que me leéis, me hace muy feliz sentiros por aquí.

1549 Total visitas 3 Visitas hoy

2 thoughts on “Intentando mejorar la sociedad a través del respeto a la infancia. La utopía es así.

  1. Afortunadamente, cada vez somos más familias las que educamos en el respeto y esperemos que cada vez sean más para que mejoremos poco a poco esta sociedad terrible que tenemos donde hay tanta gente infeliz.

  2. cômo me gusta tu blog!
    la gente està ahî para juzgar, yo creo que es lo primero que se ensenya en el cole, la competiciôn, la comparaciôn y el juicio. y creo que siempre hay una opciôn benevolente hacia nuestras hijas (o hijos), pero cada padre y madre elige en funciôn de lo que se le acomode, en lugar de acomodarse a ellos, que son quienes estàn aprendiendo y creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *