La Covid-19 no es el verdadero problema

Para muchas de las personas que habitamos este planeta, la pandemia lo que ha añadido a muchos de los problemas que ya teníamos, han sido un montón de muertes injustas con duelos inexistentes o realizados en condiciones indignas que seguro que van a dejar huella en nuestra ya maltrecha sociedad.

Imagen tomada de www.europa.eu

Todo lo demás, ha sido una bofetada de realidad que ya estaba ahí mucho antes de las primeras despedidas. Ya sabíamos que teníamos el planeta hecho un asco y que eso nos pasaría factura, ya sabíamos que nuestro sistema económico estaba cogido con pinzas, que los políticos no tenían la solución a nuestros problemas y sus agallas para enfrentar las dificultades que ya estaban ahí con soluciones diferentes brillaban por su ausencia. Ya sabíamos que había dos Españas y que se avecinaba una lucha de poderes, algo habitual cuando los recursos van escaseando, cada parte lucha por mantener sus privilegios y su status quo, en tiempos de bonanza todo es más fácil.

Ya sabíamos que el Sistema Educativo no cubría las necesidades de nuestros niños y niñas y que él sanitario cada día estaba más debilitado. Sabíamos que ambos sistemas estaban mercantilizados en exceso y eso sólo beneficiaría a unos pocos y a unas pocas, a nivel social, seguramente a nadie. La muerte y la ignorancia no entiende de clases. 

Sabíamos que vivíamos en un país adultocentrista donde se daba más importancia a la defensa de los animales que a la de niños y niñas.

Éramos conscientes de que no había sistemas eficaces de conciliación familiar y laboral, seguramente derivado en parte por ese adultocentrismo que no da el papel que corresponde a las y los más pequeños y por otro lado, basado en una cultura de la desigualdad en la que hombres y mujeres tienen papeles y poderes desiguales en el panorama social y económico.

Sabíamos que hacía ya décadas se estaba implantando una cultura del miedo que se justifica con muchos de los motivos anteriores.   

Imagen tomada de www.eleconomista.es

Éramos conscientes de que el periodismo responde a intereses ideológicos sustentados en intereses económicos de fondo y que así la información difícilmente puede ser objetiva y crítica.

Y muchas personas éramos conscientes de que todo esto no era responsabilidad de unos pocos y unas pocas. La ciudadanía decide consciente o inconscientemente todos estos parámetros sociales con sus decisiones, cuando votan, cuando deciden llevar a sus hijos e hijas a centros públicos o privados, cuando se opta por la sanidad pública o la privada, cuando leen un tipo de noticias y no otras, cuando reciclan o no, cuando sus valores están fundamentados en el bien común o en el egoísmo, cuando decidimos comprar en una tienda de barrio o en grandes superficies. Incluso cuando tomamos la decisión de pasar por una caja donde nos atiende una persona o en otra autoservicio. Cada pequeña decisión va dando forma al mundo en que vivimos.

De una forma o de otra somos responsables de todo lo que ocurre.

Esto puede sonar catastrofista, pero tiene una doble vertiente, hemos construido la sociedad o el mundo, si queréis, en que vivimos con todas sus deficiencias, pero también somos capaces de construir otra distinta.

Imagen tomada de www.actiludis.com

Así que mi mensaje hoy es que dejemos el miedo a un lado, que tomemos las riendas de nuestro destino, que dejemos de buscar responsables y de quejarnos mientras seguimos promoviendo las mismas circunstancias por las que protestamos desde el sofá de casa o cacerola en mano. Y que no echemos la culpa de todos nuestros desastres a la pandemia que hoy sufrimos porque seguramente si no tomamos medidas a nivel individual cada uno y cada una desde nuestra pequeña parcela, esto no habrá sido más que un duro golpe más. Un paso más hacia un mundo que a muchas y a muchos ya no nos gustaba antes.

La falta de libertades ya era una realidad, la miseria de muchas familias, el enriquecimiento injusto de unos pocos y unas pocas, la degradación del planeta, la falta de acceso a determinados recursos, las normas y las obligaciones estúpidas, todo estaba ahí antes de la Covid-19.

Ahora para mí, la pregunta es esta: ¿qué vas a hacer tú para mejorar el mundo en el que vives? ¿Qué estás dispuesto o dispuesta a aportar para que salgamos adelante?

Cursos que cambiarán tu manera de entender la crianza y la educación

Si quieres más información, pincha en las fotos.

CLAVES PARA CRIAR DESDE EL APEGO SEGURO

El estilo de apego con que nos vinculamos a nuestras personas de referencia determina las relaciones que establecemos con todas las personas de nuestro entorno, en la infancia y en la vida adulta, ¿imaginas la importancia que tiene que este vínculo se establezca en las mejores condiciones?

En este curso encontrarás todo lo necesario sobre estilos de apego y vinculación en la infancia, cómo influye el vínculo que se establece con las y los más pequeños en su infancia y en su vida adulta, cómo generar vínculos seguros, errores comunes en la crianza, claves para docentes y acompañantes, cómo mejorar tus relaciones adultas a través del apego (pareja, familia, trabajo)… y mucho más a partir de los últimos datos científicos sobre el tema y realizado con mucho corazón para que puedas aplicarlo desde la primera lección. Si quieres más información pincha en la foto. Si quieres más información, entra AQUÍ.

¿Buscas aumentar tu conocimiento sobre cómo criar y educar en el respeto?

CRIANZA RESPETUOSA EN LA PRIMERA INFANCIA

El curso que revolucionará tu forma de criar y educar

¿Te gustaría hacer un curso que recoge cientos de claves básicas para criar y educar a niños y niñas de los 0 a los 6 años de manera respetuosa? Pues ahora es posible.

Un curso basado en mi experiencia y formación de los últimos seis años y en el que he puesto mucho corazón. Un curso que pretende llegar a muchos niños y niñas para que tengan la posibilidad de desarrollar al máximo todo su potencial sin dejar de ser ellos mismos. Una formación que persigue reducir al máximo muchas de las carencias que presentamos muchas personas adultas en nuestra sociedad. Una nueva mirada, pautas concretas de actuación y reflexión como forma de mejorar sus vidas en la infancia y también en la vida adulta. Si quieres más información, pincha AQUÍ.

CURSOS DE LA ESCUELA BITÁCORAS

Si no estás interesad@ en este curso pero quieres ver otras opciones, en la Escuela Bitácoras tienes muchas opciones, cursos sobre el sueño infantil, la lactancia materna, la animación a la lectura y muchos otros, a veces, con importantes descuentos. Desde las fotos puedes acceder a estos cursos, si quieres ver la oferta total, pincha AQUÍ.

IMPORTANTE: Si vas a adquirir cualquier curso de la Escuela, te agradecería que lo hicieras desde estos enlaces que te propongo, a ti no te supone ningún gasto extra, pero haciéndolo contribuyes con mi proyecto. Muchas gracias de antemano.


 

773 Total visitas 3 Visitas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *