Mi pinche de cocina

Muchas mamás (y papás) plantean lo difícil que es hacer las tareas de la casa cuando tienes niños y niñas pequeñas, a veces las cocinas son lugares hostiles para nuestras criaturas o así lo vemos nosotros aunque no siempre sea así. A mí sobre todo lo que me preocupa es la sensación de que parece que estoy “aparcando” a mi niña para hacer las terribles tareas, intentando entretenerla con cualquier cosa sabiendo que para ella esos momentos son únicos y no vuelven mientras las dichosas tareas van a estar ahí siempre, nos vamos a hartar de hacerlas una y otra vez a lo largo de nuestras vidas.

Lo que hoy os planteo es como hacer partícipes a niñas y niños en las tareas, de tal manera que estén disfrutando y aprendiendo de estos ratos mientras hacemos las cositas de la casa. Reconozco que mi mudanza me ha facilitado mucho las cosas, ahora tengo una cocina mucho más grande. Pequeñita, pasa mucho tiempo subida en la encimera de la cocina, esto era impensable en mi minipiso de antes. Aún así no creo que sea problema, siempre encontraréis un lugar donde vuestros pequeños y pequeñas se encuentren cómodos, una manta en el suelo si está frío, la mesa de la cocina, la del comedor si tenéis salón-cocina, su mesa de juegos colocada en un lugar estratégico, etc.

Cuando las niñas y los niños ya caminan y tienen suficiente autonomía empiezan a seguirnos por la casa y a interesarse por todas las cosas que hacemos. Para nosotros hacer una cama o fregar el suelo puede resultar un aburrimiento absoluto pero para ellos y ellas es una actividad fantástica más, algo diferente donde se ponen en funcionamiento objetos que están conociento y les permiten experimentar con su cuerpo y con su mente. Sin ir más lejos, para Pequeñita la fregona, la escoba y el recogedor son elementos con los que disfruta muchísimo. Os animo a dejarles la fregona mientras vosotras hacéis otra cosa, os recomiendo que pactéis primero que cuando vaya a mojarla en el cubo sea con vuestra ayuda para aseguraros de que este no se cae y la fregona quede bien escurrida. Ya os advierto que no se trata de que ellos y ellas frieguen el suelo solitos, ojalá, se trata de que experimenten mientras nosotras adelantamos otra tarea, lógicamente, después fregaremos el suelo o puede ser que ya esté limpio, tampoco hay problema porque vuelva a pasar la fregona por algunos lugares con agua limpia.

tareas domesticas con niños

Con la escoba y el recogedor se maneja menos, le gusta ayudarme a recoger, me sujeta el recogedor y yo me encargo del resto. Decidme quién no hizo esto alguna vez, con una madre, padre, abuela… cuando érais pequeñas. Además, como Pequeñita comió con el método Baby Led Weaning, al principio se manchaba todo muchísimo, siempre estábamos limpiando el suelo con una bayeta, todavía hoy en día se caen cosas de la mesa y a ella le encanta pasar la bayeta para “limpiarlo”. Os animo a darles una bayeta limpia bien estrujada para que limpien lo que se les ocurra.

Otras tareas donde pueden ayudarnos en la casa son las relacionadas con la cocina. Claro está, en tareas que no sean peligrosas, eso lo doy por supuesto, no les vamos a dar el cuchillo y a pedir que corten la cebolla para el sofrito, pero pueden echar las patatas a la olla mientras nosotros hacemos otra cosa, esto que para una puede ser un simple gesto de volcar el plato, para ellos y ellas puede convertirse en unos minutos de entretenimiento y desarrollo de la motricidad fina estupendo y mientras, hacemos otra cosa necesaria.

cocinar con niños

Pequeñita me ayuda a hacer la pizza que tanto le gusta, yo estiro la masa mientras ella estira un trocito también, siempre termina haciendo un paquetito con el papel del horno y la masa dentro, no entiendo bien por qué, pero mientras ella hace esto a mí me da tiempo a extender la mía para la cena. Y luego me ayuda a echar los ingredientes, ella lo va cogiendo y lo echa todo en el mismo lado, todos los trozos del champiñón en cuatro centímetros cuadrados de la pizza, pero a mí me da lo mismo cogerlo del plato que de ese montón que ella prepara y repartirlo más proporcionalmente.

cocinar con niños

Otra cosa en la que me ayuda Pequeñita es a cargar la lavadora, le encanta, yo le dejo preparado el montón de ropa sucia, blanco o de color y ella poquito a poquito va metiéndolo dentro. Como en otras ocasiones, yo aprovecho que ella está entretenida para ir avanzando por otro lado. Después me ayuda a tenderlo, ella va poniendo las cosas más pequeñas en la parte de abajo del tendedero, a veces juega a quitar lo que ya tengo tendido pero eso también forma parte de su aprendizaje así que una intenta tomárselo con humor y volverlo a colocar cuando es posible.

tareas domésticas con niños

En la cocina voy improvisando con lo que tengo a mano para que ella esté entretenida mientras voy haciendo cosas: tuppers, cucharas de madera, pinzas de las de cerrar las bolsas, cucharillas… Voy probando y ella va experimentando, a veces le apetece y a veces no, pero si ella encuentra un entretenimiento en alguno de los materiales que le ofrezco yo voy preparando la comida mientras o recogiendo el lavavajillas.

Ahora que estoy descubriendo la metodología Montessori, muy despacito todo hay que decirlo, me parece muy poco ortodoxo lo que voy a enseñaros, pero una no siempre puede seguir un método y tiene que improvisar y más cuando no tiene tiempo ni de conocer el método, entiendo que esto le ocurrirá a mucha gente. Así que ahí va mi tupper y mi botella de plástico con garbanzos y una cucharilla que a ella le sirvió varios días para entretenerse, mientras aprendía un montón de nociones y yo podía hacer cosas en la cocina.

tareas domésticas con niños                 tareas domésticas con niños

Pequeñita tiene veintitrés meses pero hace tiempo que jugamos con legumbres, hay mamás que me preguntan si no me da miedo dejarle que juegue con judías o garbanzos por el riesgo a que se introduzca una en la nariz con lo que ello supone. No sé si conocéis algún caso, pero como son semillas con la humedad del cuerpo pueden brotar dentro y esto generar una lesión importante. Supongo que lo sabéis pero por si acaso lo recuerdo. Lo que yo hago es estar cerca, no la dejo sola aunque reconozco que estoy haciendo cosas, no estoy observándola todo el tiempo. Mi truco es contar cuántos le doy, por ejemplo, le doy diez garbanzos y voy comprobando que están todos mientras ella juega. Así me aseguro de que no hay riesgos y puedo avanzar tareas.

Cuando recojo el lavavajillas, quito primero los cuchillos y los tenedores y ella se encarga de meter las cucharas y cucharillas en el cajón, luego le doy un repasito porque ella apenas llega al cajón y los cubiertos entran dentro pero no siempre en su sitio.

Estas son algunas de las tareas en las que Pequeñita me ayuda, llegarán muchas más, cada día que pasa ella está más preparada, hay infinidad de tareas donde vuestros niños y niñas, seáis padres, madres o educadoras pueden ayudaros en las casa o en la escuela, como forma de sacar adelante el tedioso trabajo doméstico pero también como forma de que ellos y ellas se estimulen a nivel motor y cognitivo. Con estas actividades, estamos familiarizándoles con tareas que tendrán que hacer el día de mañana, quieran o no. Si a nuestros pequeños la cocina o la limpieza les parece un juego fijaos todo lo que llevan por delante.

Sólo quiero añadir una cosa, habrá alguien que estará pensando, “pero como voy a dejar que haga estas cosas si luego lo tengo que ordenar yo o lo tengo que arreglar yo” o “como voy a dejarle que eche ella las patatas si tarda diez minutos y yo puedo hacerlo en dos segundos, con todo lo que tengo que hacer”. En mi experiencia, si ella está participando y entretenida, con más o menos tiempo terminamos haciendo la comida, comemos, recogemos, ponemos la lavadora y tendemos. ¿Tardo más que si estuviera sola? Claro, pero lo hago. Si no lo planteo así ella temina pidiéndome que le lea un cuento o que hagamos un puzzle o termina pidiéndome que la coja y yo no puedo porque estoy con “las manos en la masa” y ella se enfada y… Desde mi punto de vista, compensa con creces tardar un poco más pero hacer lo que tenemos pendiente, os animo a comprobarlo.

¿En qué tareas domésticas te ayudan a ti? ¿Crees que hacérles partícipe puede facilitarte el trabajo doméstico? ¿Te parece una forma interesante de estimular a los y las más pequeñas? ¿Nos cuentas tu experiencia? Será un placer saber cómo lo planteas tú, espero tus comentarios y sugerencias.

1801 Total visitas 1 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

4 thoughts on “Mi pinche de cocina

  1. Hola guapa
    Pues justo ayer fue una tarde estresante llegamos a las 1830 h en casa y en una hora tenia que hacer la
    cena. Estuve con nico bastante rato en el parque por lo que pensaba que ya en casa se iba a su cuarto a jugar tranquilamente. Pues venia cada 2 x 3 a ensenarme algo y quieria que fuese a su cuarto a cogerle algo. En
    muchas ocasiones le abro un cajon
    bajo que tengo en la cocina para que
    juega. En este cajon se entretiene
    como tiene un embudo, un colador
    algun que otro tupper. Pues ayer era
    imposible entretenerle con ello. Voy a
    seguir tus consejos. La verdad no
    me he atrevido antes porque por
    ejemplo lo de la fregona le encanta
    pero mete su mano en el agua. Pero puedo también darle la fregona y el agua dejarlo fuera de su vista. Gracias xxx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *