Mi primer Larousse del arte

Sabéis que de vez en cuando reseño libros que me hace llegar Boolino, son libros que yo misma elijo de una serie de opciones que me dan, el que os traigo hoy es este. Mi Primer Larousse del Arte, es un libro ilustrado que acerca a las y los más pequeños  el mundo del arte de una manera sencilla aunque exhaustiva, porque hace un repaso muy importante a los grandes movimientos artísticos de la historia mundial, incluye a grandes pintores de todos los tiempos, recoge tendencias actuales y algunos de los museos más significativos del momento actual de todo el mundo.

Creo que es un libro para ofrecer a niños y niñas quizá a partir de los seis años, primero en forma de juego, abriendo algunas páginas al azar y observando las ilustraciones y analizando en familia qué ven en ellas. Y después, pienso que se puede leer en orden para que puedan adquirir el concepto de tiempo a lo largo de la historia del arte para que puedan entender cómo ha ido evolucionando y cuáles han sido los principales hitos artísticos de todos los tiempos.

Comienza este libro con el arte prehistórico y las pinturas rupestres y después muestra Mesopotamia, el Antiguo Egipto, la Antigua Grecia, la arquitectura y la escultura en Roma, el arte árabe y clásico, la Córdoba musulmana, el arte de la India, de China, de Japón, la escultura de la América Precolombina, el arte románico, mudéjar, el Bizantino y ruso, el arte gótico y la construcción de las catedrales.

A partir de ahí, recoge a grandes artistas algunos enmarcados dentro de sus movimientos artísticos como Leonardo Da Vinci y dentro del arte del Renacimiento, a Miguel Ángel, el Barroco, la pintura flamenca, El Greco, Velázquez, el Rococó, el arte Neoclásico, el arte Romántico, Goya, el Realismo, El Impresionismo, Degas y las bailarinas, Van Gogh, Sorolla, la arquitectura modernista, Gaudí, el Cubismo, Picasso, el Surrealismo, Dalí, el arte abstracto, Miró, la arquitectura contemporánea, el muralismo mexicano.

Al final del libro se recoge las últimas tendencias artísticas donde incluye, entre otras, a Andy Warhol y finalmente, se incluyen museos como el del Prado, el Museo del Louvre, el Museo Británico, el Museo del Hermitage y por último, el Moma.

Es manejable porque a cada uno de estos movimientos artísticos, etapas y grandes artistas, se dedica en el libro dos páginas con grandes ilustraciones a color, explicaciones muy sencillas e información muy concisa. Entiendo que la idea es dar a conocer los conceptos para que, en función del interés, se investigue un poco más.

Os confesaré que intenté con mi hija de cuatro años, leer el libro desde el principio, pero desconectó, eso no quiere decir que no se pueda intentar con otros niños y niñas, a lo mejor a mi hija no le generó ese interés y a otros sí que se lo genera. Aunque siento que tiene sentido dejarlo para un poquito más adelante.

Al principio, como os decía, en forma de juego y luego con un poco más de sentido. Y más adelante, cuando estén estudiando arte, puede servir para repasar conceptos de una manera muy liviana. Si niños y niñas conocen este libro antes de estudiar arte, les ayudará porque ya les sonará todo el vocabulario, podrán ubicar qué momentos artísticos van antes y cuáles después y tendrán una ligera idea de en qué consiste cada uno, lo cual seguro que puede serles de ayuda. Para generar interés, se incluye una sección que se llama “¿lo sabías?” con curiosidades para facilitar que puedan recordar los conceptos más interesantes.

Dos cosas más, me generan dudas las mujeres del libro, sus actitudes, creo que se podrían haber representado de otra manera aunque ya sabemos cómo es la historia en esta cuestión, entiendo que no era misión de Larousse cambiar algo tan profundo sino representar lo que se ha vendido siempre de una manera resumida y para niños y niñas. Y por otro lado, me duele que cuando se habla del románico al referirse a spaña, no aparezca el norte de Castilla y León, mi tierra, tan rica en este tipo de arte.

Os he ido incluyendo imágenes de este libro porque de una manera animada, como veis no son reales, son dibujos a color, se van ilustrando todos los conceptos, autores, museos, etc. El enfoque no es muy Montessori, pero no es fácil encontrar una obra de este estilo con imágenes reales. Como os decía, creo que es un buen apoyo para luego ir completando con imágenes, información de otros libros porque la que aparece en el libro de cada apartado es muy breve.

Hasta aquí mi reseña sobre este libro que me hace llegar Boolino, espero que os haya gustado.

759 Total visitas 1 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *