Película respetuosa 5: Ponyo en el acantilado

Ya os comenté al iniciar esta sección que conocía varias familias que veían cine japonés con sus hijos. Cuando pregunté por los títulos para poder ver alguna con mi hija, hubo dos títulos que se repetían: Mi vecino Totoro y Ponyo en el acantilado. Ya hemos visto las dos, primero Mi vecino Totoro, a mi hija le encanta, pronto os hablaré de ella. El caso es que a mí me gusta más Ponyo y he preferido empezar por esta para recomendaros que la veáis.
Lo bueno que tiene el cine de Hayao Miyazaki, director y productor de estas películas, es que son realmente para niños y niñas. No como otras películas muy consumidas por las y los más pequeños que tienen continuos guiños adultos, a veces poco apropiados para edades tempranas. Estoy pensando en la terrible Mascotas, por ejemplo, con un conejo resentido y medio loco diciendo: “¡vamos a matar humanos!” Me vais a perdonar, pero ese comentario no es normal en una película para niños y niñas, yo no le veo la gracia por ningún lado, aunque es verdad que en el cine, las personas adultas se reían y por imitación, también las personas pequeñas, una pena.
Que sea para ellos y ellas puede significar que en algún momento desconectes como persona adulta, tal como se describiría en El Principito porque no conectes con la historia o directamente porque no la entiendas. Esto me pasa a mí un poco con Mi vecino Totoro, por eso la he dejado para otro día. Sea como sea, tanto una como otra, creo que supone un tipo de cine interesante porque es delicioso, creo que esta palabra define bien el estilo de estas películas.
En Ponyo hay un pez-niña con forma de muñeco primero que se convierte en amiga, mascota o compañera, dependiendo del momento de Sosuke, el protagonista. ¿Quién no quiso tener de pequeño o pequeña una compañera así? Recuerdo que yo quería el oso de Mimosín, el del anuncio, pero cuando mi madre me dio aquel peluche pequeñísimo que no hacía absolutamente nada, me llevé un chasco. Yo quería el que hablaba y se tiraba por las toallas como si fueran un tobogán. Sosuke, mucho más afortunado que yo, se encuentra con Ponyo, un pez que le lame las heridas, se pirra por el jamón y escupe chorros de agua cual fuente en miniatura. Eso le gusta a todos los niños y niñas del mundo diría yo.
La película, al parecer se titula en su versión original: Gake no ue no Ponyo, en España es Ponyo en el acantilado y la versión latina se titula Ponyo y el secreto de la sirenita. Pertenece a la lista de películas producida por el Studio Ghibli, entre las que está Mi vecino Totoro, como os decía antes.
Hay muchas cosas que me gustan de esta película, me encanta su colorido, hay escenas preciosas en la película, la ambientación marina está trabajada con mucha imaginación y de manera sutil muestra la contaminación en los mares a niños y niñas, pienso que para concienciarles.

La relación de respeto absoluto que tienen Sosuke y su madre, también me parece digna de admirar.  Y Sosuke asiste a una guardería que está al lado de un centro de mayores. Niños, niñas y mayores comparten espacios, profesionales y anécdotas, igualito que en nuestro país, ¿eh? En nuestra sociedad moderna “encerramos” a niños y niñas en espacios de niños y niñas: guarderías, escuelas infantiles, parques… Y a los mayores los encerramos en residencias de mayores.  Y que se junten ocurre en momentos especiales como talleres intergeneracionales, el día de abuelos y abuelas y poco más. Hay muchas cosas que ya solo hacemos en días señalados para mostrar que somos algo que no vuelve a repetirse el resto del año.

Me gusta que niños y  niñas puedan ver estas relaciones de ayuda entre personas pequeñas y mayores con naturalidad igual que me gusta que se muestre la lactancia materna con la naturalidad con la que lo hacen en un momento de la película. Una mamá le explica a Ponyo que su bebé no puede tomar sopa, que solo toma teta, lactancia exclusiva, en otros términos y Sosuke le cuenta que él también tomaba teta de su madre con una naturalidad que me emociona.

La película tiene ese punto de misterio, magia y enigma que a los niños y las niñas les encanta, desde el principio y hasta el final. Los poderes de Fujimoto, el padre de Ponyo y de ella misma más adelante, personajes fantásticos y marinos…

Al final de la película, de esto no voy a hablar directamente, hay al menos un par de ideas muy interesantes para mí, a modo de lección interesante, aunque no es algo explícito es más bien mi lectura. Estos mensajes se relacionan con la libertad, los valores personales, la renuncia de unas cosas en beneficio de otras… mensajes, todos ellos, que considero muy interesantes para la educación de nuestros hijos e hijas.

Por todos estos motivos, recomiendo esta película. Animaos a verla y me contáis. En breve os hablaré de Mi vecino Totoro, además, ya me he hecho una lista de las próximas películas que vamos a ver de Hayao Miyazaki, por supuesto, intercaladas con otras opciones, ya os iré contando. Estas películas son: El viaje de Chihiro, La princesa Mononoke, El castillo ambulante, Arriety y el mundo de los diminutos. La verdad es que algunos de los títulos me suenan muchísimo y no paro de pensar en si las habré visto y no me acuerdo, habrá que comprobarlo.

Os dejo el trailer para que os hagáis una idea de cómo es la película, recordad verlo con ojos de niño o de niña, según sea el caso:

¿Ya la conocías? ¿Nos cuentas qué opinas de esta película? Y ya de paso si conoces alguna de las de la lista de películas de este director para darnos una pista de por donde empezar, se agradece. Agradezco cualquier recomendación, de las que habéis hecho en comentarios han salido algunas opciones buenísimas que pronto compartiré por aquí. Gracias por acompañarme en este estupendo viaje que es la maternidad.

Curso de Crianza respetuosa en la infancia

El curso que revolucionará tu forma de criar y educar

¿Te gustaría hacer un curso que recoge cientos de claves básicas para criar y educar a niños y niñas de los 0 a los 6 años de manera respetuosa? Pues ahora es posible.

¡¡Durante esta semana por solo 12 euros, un verdadero regalo!!

Un curso basado en mi experiencia y formación de los últimos seis años y en el que he puesto mucho corazón. Un curso que pretende llegar a muchos niños y niñas para que tengan la posibilidad de desarrollar al máximo todo su potencial sin dejar de ser ellos mismos. Una formación que persigue reducir al máximo muchas de las carencias que presentamos muchas personas adultas en nuestra sociedad. Una nueva mirada, pautas concretas de actuación y reflexión como forma de mejorar sus vidas en la infancia y también en la vida adulta.

Si no estás interesad@ en este curso pero quieres ver otras opciones, en la Escuela Bitácoras tienes muchas opciones, a veces, con importantes descuentos. Desde las fotos puedes acceder a estos cursos, si quieres ver la oferta total, pincha AQUÍ. Ahora todos los cursos están rebajados, 12 euros cuestan los cursos de crianza. Y si los compras en un pack pueden costarte 6 euros. Por esta cantidad tienes horas y horas de formación estupenda con las y los mejores profesionales del momento. Solo esta semana por el Black Friday.

 
504 Total visitas 3 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

10 thoughts on “Película respetuosa 5: Ponyo en el acantilado

  1. Yo estoy en ese punto en que tolero ciertas dosis de violencia no macabra para poder hablar con mi hija después sobre ello. Al fin y al cabo está en la sociedad en que vivimos, me guste o no y quiero que esté preparada. Entiendo que cada vez tolero más escenas pero con mucho cuidado y controladas. Hay opciones de pelis “de niños” y actuales que merecen la pena. Y Arriety y el mundo de los diminutos es la próxima que vamos a ver. Te daré mi opinión. Besos y abrazos.

  2. Hola Soraya, me alegro que ya la viste!
    Nosotras seguimos con nuestro catalogo limitado de peli (Ponyo y Totoro, y a veces cortos de “Minuscule”), originariamente por nuestra censura y ahora porqué Valentina no quiere ver nada más, le encanta repetir las dos al infinito…yo les estoy empezando a tener manía!
    Sobre Ponyo, totalmente de acuerdo con tu recensión, me encantan los tiempos lentos, las escenas del día a día, el papelazo de la madre (fuerte, indipendiente, respectuosa…) y de la madre de Ponyo también. La primera vez que la ví me chocó un poco la escena del padre que la encierra, apretandola con las manos hasta que se duerme, me pareció muy violenta y dificil de explicar (me salió un “lo hace porqué la quiere y se preocupa por ella” del cual me arrepentí enseguida). También no me gusta que sus nombres los decidan el padre y Sosuke, ni el guiño al amor romantico del final (“prometes quererla para siempre” y el beso para cerrar el trato), pero son detalles, me fijé por haberla visto taaaantas veces (y además soy muy de rizar el rizo).
    Cuando empezaremos a ver peli “de niños” actuales lo voy a flipar!!!!
    Me recomendaron también la de “Arriety y el mundo de los diminutos”, la conoces?
    Un beso grande.

  3. Hola Lucía, yo creo que he visto esta película pero hace mucho tiempo, voy a buscarla, me llama mucho la atención, cuando la vea prometo darte mi opinión. Gracias por compartir conmigo. Un abrazo fuerte.

  4. Nos encanta Ponyo! Y por Totoro tenemos adoración!
    El viaje de Chihiro y La princesa Mononoke son para niños de 8 o 10 años para arriba desde mi punto de vista, te recomiendo también Nicky la bruja y otra que aunque no es de estudios Ghibli es una delicia: Los niños lobo.
    Gracias por la sección, nos encanta! Me gustaría un análisis de Peter Pan si fuera posible. Un abrazo

  5. Así que te vas a Japón, ¡qué envidia! No he dado importancia al colecho porque como en la película están pasando cosas, inconscientemente he pensado que era algo excepcional, pero al leerte he recordado que en Japón venden camas inmensas para dormir toda la familia. Tenemos muchas cosas que cambiar en nuestro modelo de sociedad que es el que reciben los niños y niñas, afortunadamente, rebuscando hay alternativas estupendas como estas películas. Gracias por tus recomendaciones y por compartir tus puntos de vista, es un placer leerlos. Un abrazo enorme.

  6. Precioso, me encanta que hables de Miyazaki en tu blog. Estoy impaciente por saber tu opinión sobre Mi Vecino Totoro, que es un clasicazo de Ghibli.

    Me encanta también que remarques que hablan con naturalidad de ciertos temas, como la lactancia, e incluso el colecho (aunque no lo mentes en Ponyo), pero por ejemplo en series como Shin Chan, serie que sé de sobra que no pondrás a Pequeñita jajajaja, duermen con ambos niños, de 5 y recién nacida, y la niña toma pecho a demanda, cosa que sale perfectamente en la serie tan natural, dándole el pecho mientras hablan los protagonistas. Por no hablar del porteo… la bebé siempre va porteada.
    Y es que en Japón es lo normal. Voy en enero con la peque (tendrá 1 año) y ya me han dicho que lo único que tengo es que guardar que no se vea el pecho, pero que allí es totalmente normal dormir con ellos y darles pecho hasta bien pasado el año, dos años y hasta 5 (casualmente hasta que más o menos terminan el colecho y pasan a dormir a su propio cuarto). Y en casi cualquier sitio, a parte de baños maravillosamente limpios, hay salas de lactancia/cambiadores. Y creo que me va a sobrar el carrito (me lo llevaré para descansar, pero sé que la voy a portear casi todo el viaje).

    Y son cosas que vas a observar si sigues visionando series/películas japonesas. Que es una práctica común y extendida y cuando son series/películas donde tratan temas familiares y salen niños/bebés, es lo que hay, porque es lo normal. Al igual que aquí es darle un biberón o dejarle en la cuna o malacostumbrarle si lo coges en brazos y no sale nada el porteo (desgraciadamente, esos son nuestros modelos).

  7. Es una película que nos gusta mucho. Yo la vi antes de tener a mis hijos y luego con ellos y es totalmente recomendable. Tu entrada me ha vuelto a recordar momentos de la peli y me he puesto como plan de volver a verla estos días con ellos por muchas razones que en estos momentos vienen a cuento en nuestra vida familiar.
    En casa somos unos apasionados de los Estudios Ghibli y hemos visto muchas de las películas de este estudio de animación japonés.
    Otra película que te recomiendo es “La canción del mar”. La película basada en la mitología irlandesa es de una estética e ilustración bajo mi punto de vista maravillosas. Cada fotograma a mi me parece pequeñas obras de arte, peli sencilla (a veces no tanto para la mirada de un niño), emotiva, mágica. No quiero dar más detalles de la película, pero hay momentos muy duros que vive la familia y los protagonistas un niño de unos 6 años aprox. y su hermanita recién nacida.
    Todo gira entorno a la figura mitológica de las Selkie (focas). Peli inspirada en el folclore irlandés, con una preciosa banda sonora. La canción que canta la madre es en irlandés gaélico…
    Si la veis, me encantará conocer tu opinión. Muchos besos

  8. Muchas gracias Isa, la verdad es que estas películas cada vez llegan a más niños y niñas, es un gusto comprobarlo. Pero aún queda mucho por hacer, hay mucho cine poco recomendable dirigido a la infancia que llena salas y salas. Por la parte que mi toca, seguiré buscando alternativas. No sabía lo de la peli nueva, iremos a verla seguro. Un abrazo y gracias otra vez.

  9. Fantástica película y extraordinario director. Desde que lo hemos descubierto es un básico en nuestra casa. Mi vecino Totoro es la mejor película para la infancia que conozco y a mi hija le apasiona. Estamos deseando que se estrene la que será la ultima pelicula de Hayao Miyazaki en el cine: Boro, la oruga.

    Enhorabuena por tu entrada, este tipo de películas, realmente respetuosas debe llegar al máximo de niñas y niños posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *