Película respetuosa 6: Brave

“Hay quien dice que nuestro destino está ligado a la tierra, que es tan parte de nosotros como nosotros de ella. Otros dicen que nuestro sino está tejido como una tela y que el destino de uno se entrelaza con el de otros muchos.  Es lo que todos buscamos o contra lo que todos luchamos, hay quien nunca lo encuentra o quien es fatalmente atraído hacia él”.

Así empieza una de mis películas de animación favoritas si no es la que más me gusta. Me gusta todo de ella, sus paisajes, su banda sonora, el mensaje que transmite, los valores y especialmente su protagonista, Mérida y lo que ella representa.

Tiene ese punto de misterio y de cierta violencia que es inevitable en una película que se ubica en tierras escocesas en una época en la que las batallas se hacían a pie o a caballo y con armas tremendamente pesadas a excepción del arco y la flecha, disciplina en la que Mérida destaca sobre cualquier otra persona del reino. Esto lo cuento para que lo tengáis en cuenta, pero es muy sutil casi todo el tiempo. Por poneros algún ejemplo, se cuenta la historia de como un oso se comió la pierna de su padre, desde mi punto de vista de una manera divertida, al fin y al cabo, el padre tiene una pata de palo, algo ha tenido que pasarle. También hay un momento en que se pelean los grandes dirigentes de los clanes y sus personas de confianza mientras esperan una decisión relevante en la película. Esta parte muestra a un grupo de hombres un tanto salvajes peleándose como en una especie de lucha de hormonas que es casi un entretenimiento. No es lo ideal, ya lo sé, pero en todo momento se muestra como algo que no es lo correcto. Por si esto puede compensaros, a nosotras sí.

Mérida es una chica valiente que se está preparando para ser reina, su madre la somete a clases de oratoria, bordado, música, cuidados personales y un largo etcétera de cosas muy aburridas que se consideran necesarias para que sea lo que todo el reino espera de ella. Mientras, ella sueña con que llegue un día a la semana en que es libre para hacer lo que quiera. Ese es el día en que escapa a lomos de su caballo Angus subiendo a lugares imposibles de la montaña, sintiendo en su piel las aguas congeladas del deshielo, mientras aprovecha para practicar el tiro con arco y sentir el viento en su pelo, esta parte me encanta, se nota, ¿verdad?

Un día sus padres le dicen que han ofrecido su mano a los lores de los clanes amigos para que sus hijos se batan por ella. Mérida se enfada muchísimo como es lógico, no quiere casarse, no quiere que nadie elija por ella su destino, no quiere que cedan su mano a un desconocido.

Y entonces empieza la historia, la que no puedo contaros para no hacer spoiler. Una historia en la que ella intentará hacer todo lo posible para evitar este fatal destino, luchando contra ello con pericia personal primero y confabulando incluso con una bruja para asegurarse de que puede evitarlo.

Solo puedo deciros que la película acaba como tiene que acabar, la solución que se encuentra es justa para ella y para los hijos de los clanes vecinos que también tienen la obligación de casarse (en este caso solo uno) con Mérida sin conocerla de nada o con otras mujeres.

Una película donde no solo se muestra que la mujer debe elegir su destino porque también los hombres de la época eran sometidos a los dictados de sus familias. En esta historia se muestran las dos caras de la moneda aunque la historia está contada desde el punto de vista de ella principalmente, eso es otro de sus atractivos.

La banda sonora cuyos dos temas principales son de Russian Red, es buenísima. Pero el resto merece la pena también, el sonido de las gaitas acompaña toda la historia y hay varios temas instrumentales muy interesantes. Ha habido temporadas en casa en que esta banda sonora sonaba vuelta y vuelta en casa porque Pequeñita la pedía una y otra vez, mientras “trabajaba” en su escritorio.

Hace mucho una mamá me dijo que esta película le chirriaba un poco porque en ella se lanzaba un mensaje de culpa hacia la protagonista por un hecho que ocurre. En aquel momento, pensé que quizá era así, ahora con el tiempo, siento que más bien lo que ocurre es una consecuencia a una decisión tomada y creo que toda decisión conlleva alguna, es necesario asumirlas, además todo lo que va ocurriendo sirve para lograr un final necesario. Mérida en un momento de la película manifiesta un deseo, es verdad que sin ser muy consciente de lo que va a pasar, hace una petición y se cumple, como imaginaréis con una contrapartida. Sobre este tema, tendréis que darme vuestra opinión personal. Os espero en los comentarios.

No creo que sea una buena opción para niños y niñas que no estén acostumbrados a ver otras películas, además de ese carácter agresivo, a veces, de los lores y sus hombres, hay un par de escenas en las que salen osos que son un pelín fuertes. Mi hija ha visto la película varias veces y en ese momento le gusta que estemos a su lado o incluso me coge la mano. Recordad que yo soy muy exigente y voy al detalle, muchos niños y niñas ven películas que son más violentas sin ningún tipo de cuidado pero no es nuestro estilo. Así que valorad vosotras mismas (personas que me leéis).

Brave es una película dirigida por Brenda Chapman y Mark Andrews que fue producida en 2012 por Walt Disney Pictures y Pixar Animation Studios.  Si estáis dispuestos y dispuestas a tolerar guerreros escoceses de la época de Brave Heart un tanto salvajes en sus gestos, comentarios y comportamientos pero donde se habla de valor, de amistad, de respeto a la libertad de cada persona, de poder luchar por un destino justo, esta puede ser una opción. Aquí tenéis un trocito.

 

Curso de Crianza respetuosa en la infancia

El curso que revolucionará tu forma de criar y educar

¿Te gustaría hacer un curso que recoge cientos de claves básicas para criar y educar a niños y niñas de los 0 a los 6 años de manera respetuosa? Pues ahora es posible.

Un curso basado en mi experiencia y formación de los últimos seis años y en el que he puesto mucho corazón. Un curso que pretende llegar a muchos niños y niñas para que tengan la posibilidad de desarrollar al máximo todo su potencial sin dejar de ser ellos mismos. Una formación que persigue reducir al máximo muchas de las carencias que presentamos muchas personas adultas en nuestra sociedad. Una nueva mirada, pautas concretas de actuación y reflexión como forma de mejorar sus vidas en la infancia y también en la vida adulta.

Si no estás interesad@ en este curso pero quieres ver otras opciones, en la Escuela Bitácoras tienes muchas opciones, cursos sobre el sueño infantil, la lactancia materna, la animación a la lectura y muchos otros, a veces, con importantes descuentos. Desde las fotos puedes acceder a estos cursos, si quieres ver la oferta total, pincha AQUÍ.

IMPORTANTE: Si vas a adquirir cualquier curso de la Escuela, te agradecería que lo hicieras desde estos enlaces que te propongo, a tí no te supone ningún gasto extra, pero haciéndolo contribuyes con mi proyecto. Muchas gracias de antemano.

 

 

478 Total visitas 9 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

4 thoughts on “Película respetuosa 6: Brave

  1. Me encantó la película, bueno, nos encantó a toda la familia, película, no obstante, típica de disney con todo lo que ello conlleva sí que estoy contigo y deberían no hacerlos tan ficticios y de mentira y hacerlos un poco más reales, como en la película de frozen, saludos

  2. Es verdad Vanesa que son un poco desastrosos sus pretendientes, pero a mí esos príncipes musculosos que parecen recién salidos del gimnasio con un brillito en el diente y con el pelo a lo Pantene, tampoco terminan de convencerme. Aunque entiendo lo que dices perfectamente: Pidamos a Disney una película en la que una princesa o una mujer rechace a un príncipe guapísimo y lustrosísimo, ¿no? Nos falta esta. Respecto a Vaiana, estoy de acuerdo, ¡nos encanta esta película! A esta última todavía no le he encontrado ningún pero. Un abrazo y gracias por compartir vuestro punto de vista por aquí, siempre enriquece.

  3. Primero decir que la peli me gusta mucho, pr tengo una pega para ella que comentándolo con una amiga ella también la vio. Que pasaría si los pretendientes que le proponen para casarse en lugar de ser tan “peculiares” fueran “apuestos galanes”? Supongo que lo mismo, o eso debería ser así, nadie se casa con un desconocido por guapo que sea, pero que ya de primeras las opciones que le proponen no sean nada atractivas hace que la decisión que toma parezca llevada en parte a que tampoco tiene mucho donde escoger. Preferiría que desde un principio los pretendientes fuesen tipos normales como ella que simplemente están allí también por la obligación de la tradición.
    Yo siempre digo que para mi está película parece como que les sirvió de transición para llegar a hacer Vaiana, que si que me parece perfecta en todos los sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *