Inglés para bebés, manual de instrucciones

Tras publicar el pBritish flag (Union Jack), young girl and a kid in a pramost «Los bebés y el aprendizaje del inglés«, se me han abierto una serie de interrogantes que no me había planteado muy seriamente, dudas sobre si es bueno poner audiovisuales a los bebés antes del año, incluso antes de los dos años, dudas sobre si es bueno que papás y mamás hablen en inglés aunque su acento no sea prefecto…

Estos días he tenido la suerte de compartir conversaciones sobre el tema con dos mujeres estupendas, una es Melissa Kinsell, empresaria y profesora de inglés que realiza grupos de aprendizaje con bebés a partir de un año, ella es norteamericana y además una de las componentes de mi grupo de mamás de la piscina. Y otra es Raquel Renedo, logopeda y miembro de los Equipos de Atención Temprana dentro del Sistema de Atención Primaria del Gobierno de Cantabria, además de amiga de toda la vida del papá de Pequeñita y ya creo que puedo decir que también amiga mía.

En esta entrega voy a a mostraros la opinión que tiene Melissa sobre este tema y compartir con vosotras información sobre su método. En la próxima, incluiré toda la información que me ha transmitido Raquel Renedo. Ambas coinciden en lo esencial, quizá se diferencian en algunos matices y a mí me parece fundamental que a partir de las diferentes opiniones, las familias y los educadores podamos decidir, con información precisa, que es lo mejor para nuestros hijos e hijas. Quiero adelantaros nada más algo que ya comentó la propia Raquel en un comentario al post anterior, la Asociación Americana de Pediatría recomienda que los niños y las niñas más pequeños no empleen tecnologías más de una hora al día, por tecnologías se entiende televisión, móvil, tablet…

Y dicho esto, incluyo aquí la explicación que me dio Melissa con la intención de ilustrarme un poco más tras saber que estaba interesada en este tema.

Pienso que es importante explicar que no está mal que los padres hablen en inglés con sus bebés, pero faltarán algunas cosas que puede ofrecerle un nativo. Lo más importante de un idioma es que se pueda comunicar. Hay muchas veces que los nativos de un idioma también hablan con errores. Aunque es cierto que hay cosas que un nativo o alguien con un manejo fluido de un idioma puede aportar en comparación con una persona no nativa o con poco nivel que no podrá, especialmente en la etapa infantil.

Desde que nacen (incluso en el útero) hasta los 6 ó 10 años, dependiendo de los estudios, los cerebros de los bebés están formando la capacidad para el lenguaje. Los sonidos que emiten los niños tienen una razón, están probando sonidos e imitando lo que escuchan. Cuando pasa el tiempo, los sonidos que no escuchan o aquellos sobre los que no reciben estimulación, se olvidan. Con ello, la mente está utilizando una cantidad de esa capacidad para el lenguaje. ¿Qué significa? Primero, que los niños pueden aprender un segundo idioma sin acento, lo que será más o menos imposible cuando son adultos. Y segundo, un niño que aprende más de un idioma antes de los diez años, puede aprender más idiomas con bastantes menos problemas. Tener un nativo como referencia ayuda muchísimo en este proceso.

Sobre no cambiar idiomas (en el visionado de unos dibujos, por ejemplo), es importante porque los niños necesitan una referencia. Ellos no saben qué es inglés y qué es español. Tampoco tienen prejuicios sobre un idioma u otro. Si mezclas los idiomas, puedes confundir al niño y complicar su capacidad de distinguirlos y su capacidad de aprenderlos. Esto es más problemático si quieres que ellos aprendan más de dos idiomas. También es un problema porque un idioma es mucho más que sonidos y palabras. Es un conjunto de estructuras, entonaciones, etc. Si dice una palabra por aquí o allí pero no hace frases completas nunca, se pierde todo esto.

Finalmente, para los dibujos, es como decías, si ellos se acostumbran a que son ellos lo que pueden elegir el idioma, claro, irán a por el fácil. Antes de los tres años (dependiendo del niño) a ellos parece que no les importa mucho qué idioma pongas. De hecho, he escuchado a padres que han seguido mis recomendaciones, que los niños se habían acostumbrado a escuchar unos dibujos en inglés y que después los pedían en inglés. Cuando son más mayores, no sé si sigue igual. Puedes probar con tu marido, de repente cambiar tu idioma y hablar en inglés. ¿No es raro? Seguro que tendrás ganas de regresar al español. Si por un mes ves una serie de televisión que nunca has visto con subtítulos en versión original y después lo cambias a español, ¿las voces no parecen raras en español?

Todos los padres quieren darle todo a sus hijos. En un mundo perfecto, muchos habrían tenido un au pair nativo que también hubiese estudiado educación infantil en casa, lo cual yo recomiendo mucho. Es una forma económica y muy buena para toda la familia. También estaría bien poder vivir en otro país donde se hable otro idioma, esta es la mejor forma para que un niño sea bilingüe. Pero para la mayoría, esto es imposible.

Muchas veces se recomienda que padres no nativos no hablen en inglés con sus niños porque van a confundirles. No estoy de acuerdo. Algo de contacto con otro idioma es mejor que nada. Cuando se tiene un nivel muy muy bajo, ese es otro tema. Lo más importante es que le des lo mejor que puedas. Recuerda que LO MÁS IMPORTANTE ES COMUNICAR, LA PERFECCIÓN ES LO DE MENOS.

Melissa es responsable de la empresa Always Speaking, dedicada a la enseñanza del inglés.  Ella tiene desarrollado un método de enseñanza para trabajar con bebés, os dejo el enlace a la página web de su empresa para que podáis leerlo vosotras mismas. Pincha aquí para descubrir el método.

Las mamás de la piscina decidimos hace tiempo que formaríamos un grupo en septiembre con Melissa, hasta la fecha nos ha resultado complicado ponernos de acuerdo para encontrar días donde todas pudiéramos, así es que no puedo hablaros de mi propia experiencia. Pero conozco mamás que llevan meses trabajando el inglés con el método que ella emplea y están encantadas. Cada vez son más las familias que optan por introducir a sus bebés en una segunda lengua de esta manera y hacerlo con Always Speaking creo que es una alternativa muy buena.

¿Te parece importante introducir a tu hija o hijo en una segunda lengua tan pronto? ¿Conoces otras alternativas para que niños y niñas tomen contacto con el inglés?

 

2799 Total visitas 1 Visitas hoy
photo by: Michal Osmenda

4 comentarios en “Inglés para bebés, manual de instrucciones

  1. También cuadra con el hecho de esperar para asegurarnos de que el niño está preparado en términos de lo que cuenta Raquel, la semana que viene os cuento más y en septiembre, nuestra experiencia con Melissa.

  2. Me parece una opción muy interesante que cuadra con la idea de no exponerles a tecnologías antes del año.
    He estado viendo la web y su metodología me cuadra con el aprendizaje del inglés a través del juego tal y como aprenden los niños.
    Estoy deseando que nos contéis vuestra experiencia para saber más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *