Posado veraniego 2017

Os traigo nuestro ya tradicional posado veraniego en la playa, todos los años cuando lo hago no puedo evitar acordarme del que hace Ana Obregón y me sale una sonrisita tonta. Aún así me apetece compartirlo, hacemos estas fotos con mucho cariño y me gusta enseñaros el resultado. Normalmente las hacemos en julio, pero no suelo publicarlas hasta agosto cuando encuentro un momento en mis ajetreadas vacaciones.

Este verano está siendo muy especial, como el pasado. Los días que pasamos en la playa fueron intensos pero muy agradables y aprovechados a tope, si habéis salido de casa con hijos e hijas sabéis de lo que os hablo. Este año fuimos con un amigo de la infancia y su hijo y estuvo muy bien. Y en el pueblo estamos teniendo días de reencuentro con la familia, con amigos y amigas de siempre, paseos en bici, de zanahorias y frambuesas en el huerto, barbacoas, patines, fiestas varias…

Tengo que reconoceros que en cuanto a la crianza y la educación en la que creo, me desestabilizo mucho en el pueblo. Vivimos lejos de la familia todo el año y de alguna manera nos autogestionamos los tres solos como podemos. Pasar muchos días en el pueblo me hace volver a la niña y adolescente que fui con todo lo que eso remueve. Se mezclan las normas familiares que tuvimos con las que queremos organizar nuestra nueva familia y no siempre es fácil. Mi hija tiene ocasiones estupendas para dejar de lado aquellas cosas que están claras en nuestra casa pero no le gustan demasiado y a mí se me hace cuesta arriba sobre todo cuando se cuestionan temas que yo tengo tan claros y a veces, se hace delante de ella. No sé por qué siento que esto os sonará a más de una de las personas que pasáis por aquí.

Esto hace que no siempre me comporte como me gustaría, que pierda los papeles mucho más que en mi casa el resto del año. Tiene muchas ventajas porque aquí mi hija vive momentos inolvidables con su familia y con la libertad que da estar en un pueblo pequeño, sé que esto es muy positivo para ella, en estas vacaciones vive cosas que recordará toda la vida, muchos de los momentos especiales que le quedarán marcados y eso no tiene precio, pero no siempre es fácil para mí y siempre tengo ese miedo de cómo serán las cosas cuando volvamos a la rutina.

En estas semanas, también han surgido nuevas oportunidades de trabajo para el curso que viene, sigo un año más en el mismo instituto donde estoy encantada de la vida con compañeros, compañeras y alumnado y además, parece que saldrá adelante un proyecto que me hace mucha ilusión, aún hay que concretar algunos aspectos pero si todo va bien, será una buenísima noticia que por supuesto compartiré por aquí.

Y por otro lado, llevo días con una afonía que ya empezaba a preocuparme. Menos mal que me encontré con una amiga logopeda, de la que a veces os he hablado aquí, que me dijo que mi voz sonaba más a sobre esfuerzo que a nódulos y me ha dejado un poco tranquila. La verdad es que no he parado de hablar y de reír en semanas, por el día y por la noche, durmiendo más bien poco y pasando frío algunos días. Espero recuperarme próximamente antes de la vuelta al cole.

Aún me quedan vacaciones, aún nos quedan algunos planes antes de volver a la rutina, una fiesta más de nuestros pueblos y algunas citas importantes, ayer impartí un taller en mi pueblo y hoy imparto otro. Estos talleres me sirven para retomar mi trabajo de todo el curso con un grupo muy reducido, con algunas mamás que conozco de siempre y en casa. Tengo ya que ir pensando en la vuelta, este año me toca volver a estudiar, estoy haciendo un máster a distancia que tengo abandonado, como os decía, todo parece indicar que tendré que preparar algo muy interesante próximamente, a la vuelta me esperan algunos talleres que quedaron pactados para la vuelta de vacaciones… Y tengo muchas cosas que contaros que he ido posponiendo porque apenas encuentro tiempo para escribir, así que espero poder adelantar contenidos en estos días aunque seguiré publicando uno o dos post semanales hasta que llegue la vuelta al cole, que en nuestro caso es por partida doble.

Mientras tanto… Seguid disfrutando y ¡feliz verano! Aunque muy poquito, sigue quedando. Seguro que hay personas de las que me acompañáis que empezáis vacaciones ahora o en los próximos días, espero que las disfrutéis mucho.

 

¿Quieres un DESCUENTO para realizar cursos de formación on-line muy recomendables? Hasta el 31 de agosto con un 30% de descuento y si usas nuestro cupón reduces aún más el precio.

Si estás interesado en realizar un curso de la Escuela Bitácoras, ahora puedes matricularte con un descuento si entras a través de estos enlaces (pincha en la foto) e introduces el cupón: LAMAMADEPEQUENITA. Te aseguro que es una formación muy recomendable, realizada por profesionales muy interesantes y por un precio muy razonable. Infórmate sin ningún compromiso pinchando en la foto de cada uno. Hay muchos más cursos de crianza y también sobre temas de comunicación, redes sociales… puedes verlos en este enlace.

Yo he hecho el de Montessori en el hogar, si quieres conocer mi experiencia, puedes verla AQUÍ.

 

 

 

640 Total visitas 2 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *