Libro respetuoso 23: Lolo, un conejo diferente

libros respetusosos para niñosEl autor de Lolo, un conejo diferente es Guido Van Genechten, que es el mismo que escribió otro libro que nos encanta y que ya hemos mostrado por aquí: Veo, veo, ¿a quién ves?. En este caso, edita SM.

El cuento comienza explicando que hay conejos de muchos tipos: limpios, sucios, hembras, machos… Lolo es un conejo que tiene una oreja caída y los otros conejos y las conejas se ríen de él porque es diferente. Todos los demás tienen las dos orejas rectas, pero la derecha de Lolo cuelga hacia abajo.

cuentos respetuosos

Eso hace que él se sienta mal y haga todo tipo de cosas para lograr que sus dos orejas queden hacia arriba: se coloca una zanahoria para sujetarla, se cuelga de los árboles boca abajo, se pone una ramita para sujetar su oreja derecha, un globo que hace que la oreja suba…

libros respetuosos infantiles

Ninguna de estas estrategias sirve para que su oreja quede recta y ser como los demás conejos. Y además, las y los demás, se ríen de él ante tanta ocurrencia para tratar de levantarla.

cuentos respetuosos

Lolo preocupado, va al médico. Este le dice que es cierto que una de sus orejas tiene menos firmeza que la otra, pero es una oreja normal, que está sana y con la que puede oír perfectamente, eso es lo más importante.

cuentos respetuosos para niños

Al finalizar la consulta, el médico le regala una zanahoria y Lolo se va más tranquilo y seguro de sí mismo a contarle a los otros conejos y conejas que su oreja está perfectamente así.

cuentos respetuosos

A Lolo se le ocurre una idea. Les dice a todos los conejos y las conejas que al día siguiente vayan a un lugar con una zanahoria. Al llegar, Lolo, les dice que se aten la zanahoria con una cuerdecita a una de sus orejas. Así es como, de pronto, todos los conejos tienen una oreja caída como Lolo y se ríen un montón sin dar tanta importancia a algo que está claro que no la tiene.

Este es un cuento muy sencillo que describe algo que ocurre habitualmente, se desprecia a las o los que son diferentes sin pararse a pensar que, en realidad, esas diferencias lejos de hacerles menos valiosos o valiosas como personas, les hacen ser únicos y únicas. Creo que es una forma fácil de trabajar aspectos como el no darle tanta importancia a cuestiones estéticas y sí a la salud. La oreja de Lolo estaba perfecta desde el punto de vista del médico y es ahí cuando él se da cuenta de que no tiene nada de qué avergonzarse. Todas las orejas son diferentes es una idea que, desde mi puntos de vista, aparece como una metáfora de que no hay nada igual pero eso no supone ningún problema.

Hay otro cuento que trabaja en esta línea y que nos gusta mucho, aunque no lo tenemos en propiedad y no puedo haceros fotos ahora mismo, se titula: Por cuatro esquinitas de nada y narra la historia de un cuadrado que vive entre círculos, un día se encuentra con que no cabe por una puerta y todo el mundo le anima a que se corte las esquinitas para poder entrar por esa puerta que tiene forma de círculo, pero el cuadrado no quiere y finalmente lo resuelven de una manera mucho más respetuosa, cortan la puerta con forma de cuadrado de tal manera que todos y todas pueden pasar y nadie tiene que dejar de ser quien es.

Si te ha gustado este libro y quieres conocer más libros respetuosos para vuestra biblioteca de casa o para hacer un regalo puedes visitar la sección de libros respetuosos pinchando aquí.

Si tienes pensado comprar alguno de estos libros online y lo haces a través de los enlaces que aparecen abajo, La mamá de Pequeñita recibirá una pequeñísima comisión y tú no tendrás ningún gasto extra. Si quieres conocer otros libros respetuosos que se han recomendado anteriormente puedes pinchar aquí.

1485 Total visitas 3 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *