La gran mentira del jamón york

Cuando empezamos con la alimentación complementaria, como nos pilló en pleno verano y teníamos programados algunos viajes, el jamón york nos pareció un alimento muy socorrido, podíamos comprarlo en cualquier supermercado incluso en una tienda de ultramarinos de esas que no cierra en festivos si nos pillaba en fin de semana. Pensábamos que llevando fruta, pan que era fácil de conseguir y tratando de llevar verduras para un par de días que pedíamos que nos guardasen refrigeradas donde podíamos, le estaríamos ofreciendo una alimentación variada y adecuada. Ese verano fue el primero de nuestras vidas en que buscamos que nuestro alojamiento de una escapada breve que hicimos a Oporto tuviera minibar para poder guardar algún alimento refrigerado. Así con la teta y todos estos alimentos que no dejaban de ser un complemento porque tenía 7 y 8 meses aquel verano, podíamos viajar sin problemas de comida. En este momento aún intentábamos evitarle la sal hasta donde podíamos y aunque le ofrecíamos de nuestra comida en casa, nos parecía que darle alimentos de restaurante era un poco arriesgado al menos para que fueran su única comida del día.

La visión general del jamón york creo que es la de un alimento saludable y ligero que podemos dar a nuestros bebes sin problema casi desde el principio de la alimentación complementaria en cuanto se introducen las carnes, suele aparecer en todas las hojas pediátricas de cómo alimentarlos. Sí ya sé que esto no es garantía de nada, pero lo que digo es que en términos generales, creo que existe la visión de que es un buen alimento para nuestros bebés. Que lo sea o no, puede generar muchos debates.

¿qué ingredientes contiene el jamón york?Y es que si uno se pone a analizar, pueden surgir muchas dudas. Para empezar, en teoría es cerdo, luego veréis por qué digo “en teoría es cerdo”. Estaréis de acuerdo conmigo en que empezar las carnes por el cerdo no suena como lo mejor para un estómago que aún no ha tomado carnes. Siempre nos dicen que empezar con el pollo que es más ligero y tiene menos grasa, después la ternera, ¿no es así? Pues ahí tenéis la primera pega, es cerdo. Y además es una carne que también en la teoría, se cura inyectándole sal en grandes cantidades, segunda cuestión para reflexionar. Y encima es un embutido, los embutidos son alimentos que se recomienda tomar ocasionalmente en la pirámide nutricional, aquí os pongo la que propone la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. Y la siguiente que yo me planteo y que es de lo que os quiero hablar en esta ocasión es sobre si es carne de cerdo o qué otras cosas lleva, ya para rizar más el rizo.

No todos los “jamones de york” llevan la misma cantidad de carne

Ya antes miraba etiquetas de alimentos pero, desde que tengo a mi hija lo miro mucho más y descubro cosas que no me gustan nada. Buscando la mejor opción de jamón york, descubrí que no todos llevan la misma proporción de carne. Con esto quiero decir, que vi que algunos llevaban un 65%, otros un 75% y los mejores que encontré un 85%. Y entonces viene la pregunta del millón, ¿y el resto qué es?

Os lo explico con imágenes para que veais.

engaños en el jamón york engaños en el jamón york

Podéis observar en los ingredientes, que este jamón york tiene un 75% de jamón, por tanto hay un 25% de producto que son otras cosas diferentes a jamón. Aunque aparece el logotipo de Casa Tarradellas porque lo producen ellos, este producto es de marca Hacendado de Mercadona, es una marca blanda.

Ahora os pongo otro ejemplo:

engaños en el jamón yorkengaños en el jamon york

 En mi experiencia, os animo a comprobarlo, cuando hay un 85% de jamón, suele ser jamón de calidad extra, como pone en el paquete en la segunda foto. Esto puede ser una forma de garantizaros que compráis uno con más contenido de jamón, si es de calidad extra suele tener más que otras opciones y esto se refleja en el precio.

Yo optaba por opciones de este tipo, productos de calidad extra, lo curioso del asunto es que no siempre coincide con marcas más reconocidas ni con precios más caros. Se puede encontrar un jamón de calidad extra con un porcentaje más alto de jamón por mucho menos dinero que uno de marcas conocidas que a la hora de la verdad puede tener un 65% y es muchísimo más caro. Os invito a comprobarlo.

Luego están los fiambres de jamón, se supone que estos son de peor calidad y contienen almidones que provienen de la patata, vamos que en vez de carne hay una parte que es patata. Estos suelen ser mucho más baratos que las otras opciones que os comentaba.

Con todos estos datos, a mí sigue sin resolvérseme la incógnita de qué es el porcentaje que falta para que sea carne al 100%. Muchas sabéis que el jamón york suele tener lactosa, lo sabéis porque vuestros hijos e hijas son alérgicxs y entonces empieza vuestro peregrinaje para encontrar alguna marca que no tenga trazas de leche. Así que en algunos jamones una parte es leche.

Buscando marcas y opciones que me dieran confianza, encontré el jamón extra de la marca JOEL, en Carrefour, en su etiqueta no se hablaba de porcentajes, simplemente decía jamón y pensé que eso era una garantía de que no había porcentajes y todo era jamón,  pero llegó la campaña de Navidad, redujeron muchos productos para dar hueco a las cosas típicas de estas fiestas y desapareció este producto, no lo he vuelto a encontrar por eso no adjunto foto. Aunque de esa marca, suele haber un jamón extra en Mercadona que es el que compro en alguna ocasión, que es de las mejores opciones que he encontrado. También encontré pollo al horno en trocitos, era pechuga cocida en el horno, desapareció un día como el jamón. Ahora una amiga me ha dicho que hay una opción de pollo de este tipo en Día. Ya imagino que muchxs no tenéis tiempo para tanto paseo y tenéis que conformaros con lo que haya en vuestro súper de al lado de casa. Si ese es tu caso, pienso que tras leer esto, al menos podrás elegir la opción que más te encaje dentro de las que te ofrezcan en él.

El colmo de los colmos fue cuando en una comida familiar salió este tema y después de recibir todo tipo de miradas de “esta está loca”, “ya salió la frikie” y otras cosas peores, me comentó una persona que no se creía que el jamón de marca blanda de Mercadona fuera mejor que uno de Campofrío, que habría que ver cuando pone 85% de carne de cerdo, de qué zona será la carne. Y ahí se me rompieron todos los esquemas, una es desconfiada por naturaleza y más de estas grandes empresas, marcas conocidas y marcas blandas, que al final, son todos los mismos y tienen una normativa muy laxa en este país tanto en temas alimenticios como estéticos (estoy pensando en las toallitas y el phenoxyethanol, por ejemplo). Así que empecé a imaginarme que podían estar echando los ojos, la piel… Lo de que del cerdo se aprovecha todo es tal cual, durante un tiempo seleccioné personal para trabajar en un matadero y me duraban los trabajadores dos días por este tema, de esto sí que no voy a contar los detalles.

Y cambié el jamón york por el jamón serrano

Total, que pensé que nunca iba a darle jamón york a mi niña y que como mucho, de vez en cuando le daría jamón serrano. Así abandoné por un tiempo el jamón dulce, como también se llama. Compraba jamón al corte en Mercadona que era lo que me parecía mejor opción dentro de mis opciones cerca de casa, enseguida descubrimos que había opciones de bandeja ya cortado mucho mejores de calidad y por el mismo precio o un poco más. Si tenéis un super con más opciones de jamón al corte, seguro que podéis evitar las bandejas que tienen otros inconvenientes que tampoco voy a describir aquí.

Pero, ¿qué nos ha pasado? Que Pequeñita descubrió el jamón serrano y se ha vuelto adicta a él, tiene días terribles en que se alimentaría a base de eso, intento que coma muy poco jamón y mucho pan y le unto el pan con tomate para que sea más saludable pero el caso es que tiene fijación, hasta el punto que esta semana pasada compramos jamón york para parar un poco la situación porque ya estábamos preocupados. El jamón tiene mucha sal, es un embutido, no compramos pata negra, así que eso de que el buen jamón no es malo no nos sirve como argumento. Y ahí estamos probando y aprendiendo.

Sé que en este punto, algunxs diréis, ¡madre mía que obsesión, yo no tengo tiempo de preocuparme de cosas como estas! Y hasta cierto punto, si es así, os envidio, yo no puedo evitarlo. De todas formas, aunque ese fuera el caso, creo que la información es poder y dentro de las posibilidades y el tiempo que tenga cada cual, debemos poder elegir la opción que nos parezca más adecuada.

Si tienes alguna alternativa o sabes más de este tema, me encantaría que lo compartieras con nosotrxs. Y aunque no la tengas, cualquier cosas que quieras aportar será bien recibida.

26308 Total visitas 40 Visitas hoy
ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

30 thoughts on “La gran mentira del jamón york

  1. Pues hasta donde yo llego, el lacon sigue el mismo procesado, nada sano pero las piezas están enteras, vamos que es la carne del jamón sin añadidos pero con los mismos productos tóxicos para lograr que la carne quede de esa manera. Por eso en el lacón no viene el porcentaje de carne. No sé si alguien nos podrá dar más información. Yo creo que es mejor opción pero sin ser del todo bueno. La OMS recomendó no tomar carnes procesadas, embutidos, el lacón está tratado de esta manera. Ahora bien, es tan difícil sobrevivir sin ese tipo de cosas en el día a día…

  2. Hola alguien sabe si el lacón al corte pasa por el mismo proceso que el de York, nos parece más sano, pero una ya no sabe que pensar…

  3. La verdad es que garantizar que nuestros hijos e hijas tengan una alimentación saludable es prácticamente imposible, pero ahí seguiremos intentando hacérselo lo más saludable posible. Un abrazo.

  4. Hola deberías hacer tus propias salchichas yo estoy pensando en eso a mi hijo de 4 años le encanta las salchichas y el jamón estoy en clases de nutrición y la verdad que leer etiquetas para llevar lo mejor a tu mesa toma horas y horas.

  5. Me lo apunto, ¡muchas gracias! Tengo una hija adicta al jamón serrano, no sé ahora mismo que le parece a la OMS este tema. Tengo pendiente leer lo que dijeron, lo he “leído” a través de otros, a ver si puedo leerlo. Un abrazo.

  6. Hola a todos. Después de las declaraciones de la OMS de la semana pasada este post se lee de otra manera ¡jajajaja!
    Nosotros también estuvimos dando vueltas con el tema porque hay tantas cosas añadidas en los alimentos procesados… No es cordón de paranoia, la realidad es que cada vez hay más intolerancias y alergias y no es porque ahora sean más visibles, es que hay más. La contaminación ambiental influye, pero la que nos metemos al cuerpo en la alimentación también.
    Hay muchos blogs y libros sobre el tema asequibles, actualizados y basados en la evidencia (el maquinista de la general, Vitonica, Julio Basulto, Comer o no comer) y no es que estés paranoico, es que uno no se puede creer lo que está leyendo y después no puedes quedarte igual.
    Por cierto, recientemente he encontrado un sustituto al embutido: el lomo a la sal. Hay muchas recetas en internet sobre ello podó al fin y al cabo es asar el lomo de cerdo con más o menos especias. Luego lo vas consumiendo a tu ritmo.
    Un saludo.

  7. Tomo nota Cristina, parece buena idea. Sólo hay una cosa que me genera dudas, el plástico en el microondas generará benzeno, ¿no? Aunque no toque el alimento, ahí está. ¿Qué te parece taparlo con un plato de loza o de cristal? Muchas gracias por compartirlo, un abrazo.

  8. Hola,

    Completamente de acuerdo contigo. Por otro lado no creo que seamos frikis, sino responsables por querer conseguir lo mejor de lo que está a nuestro alcancé.

    Una buena alternativa es comprar pollo fresco en pechugas, meter la pechuga en un recipiente de cristal, taparla con un film transparente que no toque el alimento y cocinarla en el microondas 5-6 minutos (ver formas de prepararla en internet). Lo puedes ir fileteando para el consumo. No dura lo que el jamón York o el pavo cocido comprado (es el inconveniente de no añadir conservantes) pero sabes lo que comes.
    Un saludo
    Cristina

  9. Buenas tardes, no os ofendais pero comprando en grandes superficies , no encontrareis nunca buena calidad en carnes , en cambio a veces si hay buen pescado, la legislacion en materia de charcutería es muy torticera precisamente para favorecer a las grandes industrias. La normativa sobre etiquetados da lugar al engaño y esto se hace intencionadamente, con lo cual no podemos confiar plenamente en las etiquetas, para poner un ejemplo no es obligatorio avisar de cuando un producto se realiza a partir de la agricultura con alteracion genetica , al igual que tampoco tienen obligar de avisar cuando el chocolate esta hecho apartir de un sucedaneo que se descubrio hace unos pocos años y de echo la tableta no contiene ni un apice de cacao. En cuanto al tema si quereis comprar un buen jamñon teneis que buscarlo cocido entero, este es ahora dificil de encontrar, pero posible, y es en realidad el que comiamos de pequeños y poco a poco a desaparecido pues al otro le sacan mucho mñas beneficio, los demas , que son casi todos , solo son un fiambre embutido como cualquier otro. Un saludo

  10. hola:
    Escribo desde el movil asiq sorry x los errores.
    Acabo de descubrirte y estoy leyendo hacia atrás.
    Bonnatur es el mejor q he encontrado en bandejero para comprar en cualquier sitio.
    Al corte tienen en Alcampo varios q son al horno tal cual o cocidos y el etiquetado de charcuteria viene cn todos los ingredientes del producto.
    Por otro lado las galletas gullon llevan mas cereales, aceite de girasol y unas p

  11. Hola Li, yo compro muchas cosas en Aldi, miraré la pechuga de pavo, no suelo comprar pero si es al 90%, merece la pena. Muchas gracias. Me habría encantado ver la cara de tu marido, la de mi madre era un poema, jajaja. Un abrazo.

  12. He comprado pechuga de pavo en aldi con un 90% de carne. Cuando lo vi me acordé de tí jejeje. A mi marido le dejé muy sorprendido cuando le enseñé la etiqueta de la paleta campofrio que compró él…. un 44% ! Eso debería estar prohibido, tendría que llamarse sucedáneo o algo así.

  13. Hola Robi:
    Pienso que si la pechuga de pavo efectivamente es carne de pavo asada es perfecto, te digo esto porque el pavo que suelen vender en las bandejas es aún peor que el jamón york, no tienes más que mirar los ingredientes, para encontrar uno que tenga más del 60% hay que buscar mucho. En cuanto a la cecina, yo creo que es igual que el jamón serrano, bueno a mí creo que me gusta incluso más, pero esto es una cuestión de gusto, me encanta la cecina. Estas dos últimas opciones son carne, muy salada, por eso conviene controlar su consumo pero carne curada al fin y al cabo y además está buenísimo, me refiero al jamón y a la cecina, si además es de buena calidad, mejor que mejor. Un abrazo.

  14. Hola, todavía no le he dado a mi niña (11 meses) jamón de York pero si de pavo. Lo compro en la charcutería al corte y me dijeron que no es realmente embutido, es la pechuga entera del pavo asada, así que me imagino tendrá menos guarrerias. Desde luego que hay mucha diferencia con el de mercadona, que compré una vez y acabó en la basura…más malo…Por el mismo motivo le he dado alguna vez lacón, bueno, y porqué lo comió con gana, que también estamos en percentil bajo (o mejor dicho, debajo de los percentiles, en -3…pues sí, esto también existe). También pensé en darle a probar cecina…es de vaca, no tiene grasa y tiene mucho hierro. Sabéis de alguna contraindicación?
    Un saludo

  15. http://lamamadepequenita.com/prolongar-la-lactancia-materna-despues-de-los-seis-meses/
    Estoy de acuerdo contigo en lo que comentas de la incorporación de alimentos, escribí sobre ello hace meses. Pero cuando hicimos nuestro viaje ella ya tomaba otras cosas, se sentó muy pronto y demandó comida también pronto porque estaba con nosotros en la mesa mientras comíamos. Hubiese sido diferente si aún no hubiésemos empezado, se habría pospuesto y ya está.
    En cuanto al jamón, seguramente lo hicimos mal, como tantas cosas, pero ahora es dificilísimo corregirlo, ella pide jamón cuando lo ve en el súper, lo pide en casa, se niega a comer otra cosa en algunas meriendas… La solución sería dejarle algunos días sin merendar pero ha sido siempre una niña muy delgada y ahí llevo yo mi trauma de madre por más que intento relajarme. Las que tengáis bebés de percentil por debajo del 10 sabéis de qué hablo. Ahí llevamos muchas cargas de nuestra educación no respetuosa, creo yo.

  16. El libro de Carlos Gonzalez es muy recomendable para mamas de niños que comen poco (para ser mas realistas con lo que necesita comer un niño), pero tambien os recomiendo el del nutricionista Julio Basulto “Se me hace bola”, muy bueno para pensar en que cosas necesita un niño y cuales no.
    Y os animaria a buscar en internet el termino baby led weanin, especialmente a las que teneis bebes pequeños, para que veais como introducir los alimentos de una manera que no sea a base de papillas, tiene muchas ventajas, entre ellas que siempre el niño come lo que el quiere, sin presiones, coge lo que quiere de lo que se le ofrece (siempre comida sana, claro), y asi ademas de alimentarse bien aprender a comer y mejora su desarrollo de motricidad fina.

  17. Hola,
    Comentarte que con 7 u 8 meses, puedes tranquilamente no darle nada de comer a un bebe, y se alimentara solo de teta o biberones sin protestar. Yo lo hice en las vacaciones navideñas (con 7 meses), el papa me pregunto que como ibamos a darle la alimentacion complementaria en la visita a la familia durante una semana, y le dije que no le daria, que ya veria que no pasaba nada, y efectivamente no paso nada. Un bebe tan pequeño no deberia comer suficiente comida solida como para desplazar tomas de pecho (o biberones), si echa de menos la comida es que se le esta dando demasiada comida. Y tampoco se perjudica su salud por no darle solidos hasta los 8 meses, ya que hasta los 12 son lactantes, y lo mas importante es la leche, lo demas es para divertirse y conocer la comida que luego comera, y asi deberia verse, aunque lamentablemente muchas mamas y pediatras aun creen que si no le dan solidos estan dañando la salud de sus bebes, y eso no es cierto! La leche (materna o de formula) es el unico alimento equilibrado para crecer a la velocidad que lo hacen hasta el año, los demas alimentos aunque hicieses una dieta variadisima, no podrian tener los mismos nutrientes en el mismo espacio y como su estomago es pequeño, tendrian carencias.

    Y sobre el jamon york estoy de acuerdo contigo, yo tambien se lo doy con prudencia pero sobre todo por la cantidad de sal, claro que yo se lo empece a dar mas mayor, ya tenia todos los alimentos introducidos (tenia un año). Siempre que les damos algo manufacturado sabemos que es peor para su salud que cualquier cosa tal cual sale del animal o del campo, pero a veces va bien usarlo o no nos queda otro remedio. Y por cierto, mi hija con 2 años aun no ha probado el jamon serrano, es el embutido mas sano pero como dices es mucha sal para un niño. De hecho estoy tambien de acuerdo contigo, yo diria que se vuelven adictos a cualquier cosa con sal o azucar (ahora amigos y familiares le dan cosas que nosotros nunca le dimos y luego las pide, como galletas, que tienen demasiado azucar y aunque algunos lo crean no son cereales, o gusanitos, por ponerte dos ejemplos). Mi hija si le empiezas a dar galletas, ahora con 2 años, desplaza el resto de sus comidas para alimentarse basicamente de galletas, lo que me parece un desproposito, pero es lo que hace el que no tenga el paladar acostumbrado a cosas tan dulces. Vamos, que me siento identificada con lo que dices del jamon serrano, yo la unica solucion que he encontrado es no comprar y no tener en casa las cosas que no quiero que coma abitualmente, son cosas que o le ofrecen otras personas o comemos cuando estamos fuera de casa.

    En fin, a mi tambien me miran de loca por lo que no le doy a mi hija de comer (chocolate, chucherias, refrescos etc..). Que nos sea leve la batalla de la alimentacion de nuestros hijos, porque el entorno nos lo pone muy dificil.

  18. Me apunto lo de Bonnatur. En Mercadona compro galletas que no tienen palma, las galletas animadas son como las Tostarica de toda la vida y unas galletas María pequeñitas que las venden como para echar en la leche como cereales pero a ella le gustan así en seco. Gracias a ti por leernos y compartir tu experiencia.

  19. Hola chicas!

    Sí, yo también me he vuelto una devoradora de etiquetas de cualquier cosa que compro para mi hija. Con la alimentación ya es por demás, pero es que me pongo mala de ver las cosas añadidas que llevan lo que nos comemos.

    Respecto al jamón de york… No he empezado a dárselo hasta el año, a pesar de que en mi entorno me achuchaban un poco (lo mismo con los yogures). He pasado de las marcas convencionales y de momento le estoy comprando uno en una tienda ecológica, sin lactosa. Y más adelante creo que compraré el de Bonnatur, que no lleva fosfatos ni conservantes. Pero eso sí, intentaré que sea al corte.

    Lo del aceite de palma…, puff… Es increíble: está en todos lados, así que de momento no toma muchas galletas, solo algunas que compro en herbolarios y en tiendas eco.

    No había pensado en darle jamón serrano, pero me lo apunto!

    Muchas gracias por compartir vuestras opiniones y conocimientos. 🙂

  20. Me encantará recibir cosas de ese grupo de mamis, no dejes de enviármelo. Te entiendo perfectamente, a mi alrededor también hay mucha gente que cree que me he vuelto loca con la alimentación, pero me da igual. Creo que es importante que los cuerpos de nuestros niños que están en pleno desarrollo lo hagan con alimentos saludables, me horroriza pensar que sus cuerpos se formen con un montón de sustancias cancerígenas, nosotrxs tuvimos más suerte con la alimentación, cada vez es peor. Como en otras cosas, es bueno saber que no estamos solas, cuando te llamen exagerada diles que hablen conmigo y verán lo que es exagerar de verdad, jejeje. Un abrazo.

  21. Hola Paulina, ¡qué razón tienes con lo de confiar en los niños! Pequeñita ha estado cinco días sin tomar fruta, cinco, imagínate mi desesperación, intentando ofrecérsela de todas las maneras posibles. Hoy se me ocurrió hacerle un zumo de mandarina en un mortero de madera que tengo que nunca uso, pensé que igual le hacía gracia apretar ella misma. Se ha comido el zumo de cinco mandarinas. A mí no me gusta darle zumo de frutas, quiero que coma la fruta entera y cinco mandarinas me parece una exageración pero he pensado que era una por cada día que no lo había comido y que su cuerpo se lo estaría pidiendo. Estas cosas de la alimentación con los niñxs son así. Me apunto lo de los polifosfatos. También estoy rodeada de gente que piensa que me he vuelto loca pero sigo adelante. Un abrazo.

  22. Uff que tema. La verdad es un asunto importante. Mi chico dice que estoy un poco loca con la alimentación. Nosotros compramos el embutido cortado no envasado luego hay dentro del jamon york para los niños una opcion de comprar uno sin polifosfatos , los polifosfatos son aditivos que se añaden pero pueden reducir el valor nutrición, esto es lo que leido en un libro de recetas x ninos. Estos dias estoy leyendo mi niño no me cone de carlos González y el dice que hay ninos que tiene temporadas que solo como una cosa para luego dejarlo y hasta no tomar en un año! En cuanto a la comida creo que deberiamos confiar mas en nuestros niños es muy bonito lo que digo ,se que es difícil a mi tambien me pasa que no confio en mi hijo. Algunas veces quiero que coma mas comida de su plato de lo que el coma.

  23. Me a gustado mucho, y estoy contigo, algunos piensan q estoy loca o exagerada pero es q no puedo con todo esto, ahora me estoy fijando mucho y también me preocupa los alimentos transgénicos, yo creo q si todos aportáramos un poquito para luchar contra esto devolviéndolos y quejándonos por los componentes engañosos podríamos cambiar algo, pero todo es tan dificil, las marcas q tienen mas aditivos y mierdas, con perdón, son las marcas conocidas mundialmente y que nos las meten por los ojos, yo me voy a unir a un grupo de mamis del cole de mi peque donde están con estos temas y me pareció muy interesante, para concienciar a la gente, q nuestros hijos crezcan con hábito saludable y conozcan los alimentos de una forma más natural, ya te mandare cositas, un beso

  24. Totalmente de acuerdo. No sabes lo que me pasó ayer, compré galletas ecológicas y no miré la etiqueta. Cuando llego a casa veo que lleva grasa de palma con un asterisco, era palma de origen ecológico, me ha parecido una tomadura de pelo increíble. Como empecemos así, nos quedaremos sin opciones. En cuanto a la pechuga de pavo al corte, si es embutido (no sé si es carne fresca)yo desconfiaría, envasado es de la peor opción en cuanto a porcentajes de carne.

  25. Al leerte me ha salido una sonrisilla.
    Este tema de la alimentación me preocupa sobre todo porque aunque intento evitar los productos envasados es imposible no comer algunos.
    En cuanto al embutido es tremendo la cantidad de guarradas que añaden y de conservantes.
    Yo he optado por pechuga de pollo de Dia o Ahorramás que no tiene tanta cosa y pechuga de pavo que compro en Eroski al corte.Y jamón serrano bueno.
    A irene le encanta e intento no abusar porque a pesar de lo que he dicho la sal y el azúcar no se lo quita nadie.
    Y os pongo en alerta del aceite de palma y coco, son malísimos para el colesterol y los añaden a casi todo.Cuando pone aceite vegetal y no especifica girasol u oliva es de estos malos.fijaos en las galletas sobre todo que les encantan a los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *